Top

España

Cinco libros que cuentan lo mejor de Castilla-La Mancha

Las cinco provincias de la región han sido el escenario de las obras de los autores más grandes de la literatura española: Cervantes, Bécquer, Galdós, Cela o José Luis Sampedro

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

«El Quijote», de Miguel de Cervantes

Vista de molinos de La Mancha- ABC
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en:

Si hay una novela que habla claramente de nuestra tierra y de sus gentes es la obra más universal de la literatura española. De hecho, su protagonista y su título, «Don Quijote de la Mancha», llevan a gala su origen manchego.

La del Quijote es la figura que más lejos ha llevado la imagen de Castilla-La Mancha. Es su personaje más significativo, que por extensión viene a ser también imagen y símbolo de España. Posiblemente no hay lugar en el mundo donde no se conozcan las aventuras y desventuras del hidalgo, sin olvidar a su fiel escudero Sancho Panza.

A lo largo de las páginas de esta novela, el lector recorrerá la geografía castellano-manchega, desde Toledo hasta el Valle de Alcudia, contemplar las lagunas de Ruidera o incluso hasta dialogar con los «sabios» de Argamasilla de Alba. Y para no perderse uno solo de esos rincones de nuestra tierra existe la llamada «Ruta del Quijote» que, con 2.500 kilómetros, es el mayor corredor ecoturístico de Europa.

Las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer

Plaza de Santo Domingo el Real, en Toledo- Ana Pérez Herrera
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en:

Leer algunas de las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer es como viajar en el tiempo por las calles de Toledo. Entre ellas, destacan «La ajorca de oro», «Las tres fechas», «La rosa de pasión», «El beso» y «El cristo de la calavera».

Sus leyendas toledanas han hecho que los nombres de Bécquer y Toledo permanezcan unidos en una relación de mutua correspondencia en la que si el poeta recibió de la ciudad la inspiración necesaria para su imaginación creadora.

Por sus páginas pasan personajes como Pedro, el loco enamorado de la ajorca de oro de la Virgen de la catedral de Toledo; Inés de Tordesillas y sus dos pretendientes, Alonso de Carrillo y Lope Sandoval, o la judía Sara y su amado cristiano.

«Bailén», de Benito Pérez Galdós

Plaza de España de Valdepeñas- AbsolutCiudadReal
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en:

En octubre-noviembre de 1873, Benito Pérez Galdos finalizaba el cuarto libro de la primera serie de los Episodios Nacionales, titulado «Bailén», que transcurre en parte por la provincia de Ciudad Real.

Este cuarto libro de la primera serie de los Episodios Nacionales continúa con la historia del joven gaditano Gabriel de Araceli, quien es también protagonista de los tres anteriores episodios, El 19 de marzo y el 2 de mayo, La Corte de Carlos IV y Trafalgar.

El motivo es la contienda de Valdepeñas, una sublevación del pueblo homónimo contra las tropas francesas que tuvo lugar el 6 de junio de 1808. A lo largo de sus páginas, pasan poblaciones como Villarta de San Juan, Manzanares, Membrilla, La Solana, Santa Cruz de Mudela o Valdepeñas.

«Viaje a la Alcarria», de Camilo José Cela

Grupo de viajeros por la Alcarria- De San Bernardo
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en:

Ahora nos vamos a «un hermoso país al que la gente no le da la gana ir». Camilo José Cela en estado puro, ya lo ven. El «Viaje a La Alcarria» es posiblemente uno de los mejores libros de viajes que se hayan escrito.

Cela lo recorrió en 10 días y en la actualidad se pueden seguir sus pasos prácticamente por los mismos caminos y senderos que él pisó en 1946, aunque también se puede hacer en coche. Pero el «Viaje a La Alcarria» es mucho más, hay que abordarlo como un libro de aventuras, una radiografía de la posguerra y un ejemplo de empleo del idioma.

La ruta comienza en Guadalajara y sigue por Torija, Brihuega, Moranchel, Masegoso, Cifuentes, Gárgoles de Arriba y Gárgoles de Abajo, Trillo, Viana de Mondéjar, La Puerta, Chillarón, Durón, Budia, El Olivar, Sacedón, Córcoles, Pareja, Casasana, Auñón, Alhóndiga, Tendilla, Fuentelviejo, Hueva, Pastrana y Zorita de los Canes. La mayoría del recorrido lo hizo a pie y algún tramo en autobús, pero todos aparecen en la obra.

«El río que nos lleva», de José Luis Sampedro

Ganchero descendiendo por el río Tajo- JCCM
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en:

Cerca y pocos años después de que Camilo José Cela paseara por la Alcarria, el escritor José Luis Sampedro también recorrió tierras guadalajareñas. Aunque más bien que las tierras, lo que recorrió fue el Tajo, el río más largo de la Península Ibérica, a su paso por la provincia de Guadalajara.

Ese viaje lo plasmó en una bella novela, «El río que nos lleva», que vio la luz en 1961. En ella rinde homenaje a los gancheros del Tajo en su labor de transportar la maderada río abajo. Un itinerario que nos lleva desde la Serranía Ibérica, en Guadalajara, hacia los barrancos, hitas y parameras de La Alcarria, desembocando finalmente en la vega de Aranjuez, ya en la provincia de Madrid.

Siguiendo el accidentado cauce del Tajo, «El río que nos lleva» comienza en Zaorejas, pasando por los parajes de Alpetea, Huertahernando, Huertapelayo, Valtablado del Río y Ocentejo en el curso del alto Tajo. Entra luego la novela en paisajes alcarreños dejando en sus orillas pueblos como Carrascosa, Trillo, Viana y Zorita de los Canes, o espacios naturales como Entrepeñas y el tajo de Anguix.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios