El barco encargadao por el Gobierno de Arturo García-Tizón a un astillero de Ribadeo (Lugo)
El barco encargadao por el Gobierno de Arturo García-Tizón a un astillero de Ribadeo (Lugo) - ABC

Venden el barco que iba a navegar por el río Huso hasta Ciudad de Vascos

La Diputación de Toledo ultima el pliego de condiciones que se publicará en unos días en el BOP

ToledoActualizado:

La Diputación de Toledoha decidido vender el barco encargado por el anterior equipo de Gobierno del PP, que tenía proyectado hacer accesible, a través del río Huso, el yacimiento arqueológico «Ciudad de Vascos», en Navalmoralejo.

Según ha sabido ABC, la decisión ya está tomada y el actual equipo de Gobierno ultima el pliego de condiciones, que se publicará en unos días en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). La Diputación pagó el último plazo de esta nave (150.000 euros), que ha costado 400.000 euros, el pasado verano, pero no ha podido recepcionar el barco porque el río Huso no es navegable, según la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT). Tampoco se construyó el hangar donde guardarlo, ya que del 1 de febrero al 31 de mayo la zona está sometida a una parada biológica y no puede visitarse porque anidan especies protegidas.

Hasta ahora, y tras dos años y medio de legislatura, la Diputación no ha podido tomar decisiones sobre este proyecto iniciado por el expresidente Arturo García-Tizón, porque existían varias demandas en los tribunales, sentencias que han tumbado los planes del Partido Popular.

El año pasado, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha anuló el acuerdo del Gobierno regional (publicado en el Diario Oficial el 2 de mayo de 2014), por el que se declara la urgente ocupación de bienes afectados por la expropiación para ejecutar la obra «Ciudad de Vascos», promovida por la Diputación de Toledo. El Ejecutivo que presidía entonces María Dolores de Cospedal, del PP, apoyó así un proyecto ideado por su compañero de partido, Arturo García-Tizón, que promovió una ruta fluvial en catamarán hasta el yacimiento arqueológico musulmán Ciudad de Vascos. El proyecto incluía la construcción de dos embarcaderos, que pagó y recepcionó la CHT, un centro de interpretación (actualmente a medio construir), una cafetería, aseos, aparcamiento, zonas verdes y asfaltado desde la CM-4104.

Judicialización

Una de las partes expropiadas alegó defectos formales en la tramitación del expediente y la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJ expresó en el fallo «si se pudo incurrir en desviación de poder al recurrir a la urgencia de un procedimiento expropiatorio con el fin de conseguir de tal proyecto un rédito de tipo electoral de cara a las elecciones de 2015».

A pesar de la judicialización de este asunto, el proyecto siguió adelante y solo quedó interrumpido después de las elecciones tras llegar al Gobierno provincial el PSOE, quien siempre mostró su oposición a este proyecto.

El equipo de Gobierno presidido por Álvaro Gutiérrez, encargó un estudio de viabilidad a la consultoría Globaldit sobre el proyecto en el yacimiento arqueológico Ciudad de Vascos . Entre otras cuestiones el estudio concluye que el potencial atractivo turístico que alegó el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular no sería cierto, pues su explotación arrojaría un déficit de entre 100.000 y 400.000 euros anuales, según explicaron hace más de un año los vicepresidentes Santiago García y Fernando Muñoz en rueda de prensa.

Irregularidades

Un estudio de viabilidad que debería haber encargado el equipo de García-Tizón antes de iniciar el proyecto, pero no lo hizo. «Una irregularidad que supone una vulneración de la Ley de Contratos del Sector Público», dijo entonces Santiago García. Por su parte, Tizón explicó que la inversión se recuperaría en un plazo de 25 años.

«Esos planes eran inviables y rocambolescos», afirmó hace unos meses el presidente de la Diputación, que calificó como un «cúmulo de despropósitos» el proyecto por todas las irregularidades que ha conocido su equipo al llegar a la institución.