ENTREVISTA

«La renta básica tendrá que ser homogénea en España para evitar el efecto llamada»

El consejero Portavoz advierte a Podemos que hay que discutir con seriedad y rigor qué se entiende por renta garantizada. Mientras, apuesta por planes de empleo para que la gente recupere, con trabajo, la dignidad

Nacho Hernando durante la entrevista con ABC
Nacho Hernando durante la entrevista con ABC - ANA PÉREZ HERRERA
VALLE SÁNCHEZ - @abc_toledo Toledo - Actualizado: Guardado en:

Su nombramiento como consejero en julio de 2015 fue toda una sorpresa. Nacho Hernando era un desconocido que acababa de ser elegido secretario de Juventudes Socialistas y llegaba al Palacio de Fuensalida desde Albacete con sus 24 años y un grado en Economía y Política por la Universidad de York bajo el brazo. Poco a poco se ha ido haciendo con su puesto de portavoz de un Gobierno que nació en tiempos difíciles. Es inevitable compararle con su jefe, Emiliano García-Page, pero Nacho Hernando es la cara de otra generación, esa generación golpeada por la crisis sin comerlo ni beberlo. De hecho, confiesa que su madre lleva seis años sin trabajo y su novia, su gran apoyo en Toledo, un año en paro. Ahora es la voz del Gobierno regional y le toca dar la cara sobre la marcha del acuerdo con Podemos, la renta garantizada, las relaciones con el PP y, cómo no, de la situación inédita de no tener Gobierno que se vive a nivel nacional.

-Estos días ha aumentado la tensión entre los barones del PSOE con Pedro Sánchez. ¿En qué posición está usted y el Gobierno de Castilla-La Mancha?

-Lo que clama la mayoría de la sociedad española es una solución. Lo que no puede ser es que 30 personas en el Congreso de los Diputados piensen que llevan la razón y le digan a la gente que 30 millones se equivocan. Habría que evitar unas terceras elecciones. Y nuestro planteamiento, el del presidente y del Partido Socialista de Castilla-La Mancha, es único: tenemos que formar parte de la solución porque no podemos formar parte del problema. Es bastante sencillo.

-¿Cuál es la solución? Page ya ha dicho que no es partidario de que gobierne Rajoy, pero no ve un Gobierno con independentistas.

-Descartamos rotundamente un Gobierno con independentistas. El secretario general ha propuesto estudiar una alternativa con Podemos y Ciudadanos y entiendo que si ellos se excluyen mutuamente no toda la responsabilidad del bloqueo institucional es culpa del PSOE. Además, se podían haber evitado unas segundas elecciones en primavera.

-¿Ve inevitables otras elecciones en diciembre?

-Vamos encaminados a unas terceras elecciones porque el más interesado parece ser que es Rajoy, que cree que le va a ir mejor, como pensó Podemos en primavera. Espero, sinceramente, que aún quede un margen después de las elecciones vascas y gallegas, después de este período de confrontación política. Entiendo que Rajoy tendrá entonces un margen con los nacionalistas vascos y también con sus afines ideológicos.

-Esta situación de bloqueo, sin gobierno, ¿de qué manera afecta a Castilla-La Mancha?

-Es importante no solo una solución a la investidura, también tenemos que plantear una solución al techo de gasto y al presupuesto. Y tenemos también el conflicto territorial, que no podemos abordarlo por fascículos. Tiene que ser una solución integral, una estrategia inclusiva de todos los partidos, pero la tiene que abanderar el partido que ha sacado más votos con sus afines, que aporte una propuesta de solución de todas estas cuestiones.

«Castilla-La Mancha está tirando del carro; no estamos cruzados de brazos como en Madrid»

-Por cierto, ¿cómo se van a apañar para confeccionar el Presupuesto solo con previsiones?

-La falta de Gobierno nos afecta en la medida que el Gobierno de Castilla-La Mancha está tirando del carro en solitario cuando lo que tendría que ocurrir es que hubiera un Gobierno de España que pusiera en marcha medidas complementarias en esa senda de la recuperación y reconstrucción económica y social de la región. El Presupuesto lo vamos a sacar, pero los plazos y los tiempos serían mucho más rápidos si pudiéramos contar con un Gobierno, ya no digo amigo, sino responsable y que pudiera marcar medidas complementarias. En Madrid están con los brazos cruzados y aquí el Gobierno no se va a quedar de brazos cruzados.

-Sea sincero, ¿a Castilla-La Mancha le viene bien o no esta situación prolongada, inédita y preocupante de no tener Gobierno nacional?

-Nosotros no buscamos la confrontación política. Lo que no vamos a permitir es que en el Palacio de Fuensalida ondee una bandera blanca. Si yo fuera ciudadano de Castilla-La Mancha y del PP me sentaría mal que mi partido defendiera primero mis siglas y luego mi bandera. Cuando ha habido alguna confrontación, independientemente de quien se siente en la otra parte de la mesa, lo que nos mueve es la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha. No entiendo por qué el PP no quiere defender los intereses de la región, por ejemplo, en materia de agua. ¿Por qué se conforma el PP con que el caudal ecológico de Toledo y Talavera sean las aguas fecales de Madrid? ¿Por qué? Por no molestar en Génova. Nosotros hemos jurado lealtad a los castellano-manchegos, no hemos jurado lealtad a ningún genovés. Puede que alguien lo vea como conflicto, pero es una defensa que va más allá de nuestros principios; son los intereses de Castilla-La Mancha.

-¿Lo de las malas relaciones entre el PSOE y el PP de la región es algo que tiene solución o no tiene arreglo?

-Nosotros vamos a ser parte de la solución, no del problema. Da la sensación de que todos los del PP que tienen voz y voto todavía comparten la idea de Cospedal de que para que le vaya bien al PP le tiene que ir mal a Castilla-La Mancha por estar gobernada por socialistas. Creo que es una opinión minoritaria y me imagino que la inmensa mayoría de los militantes del PP quiere que le vaya bien a Castilla-La Mancha, pero yo solo oigo a los dirigentes del PP hablar mal de Castilla-La Mancha, mal de Toledo, mentir y tergiversar datos.

-¿Es Cospedal el problema?

-Cospedal no es la solución, pero no seré yo quien diga lo que tiene que hacer el PP en los procesos congresuales para abordar un nuevo ritmo, un nuevo episodio en su historia en Castilla-La Mancha. No logró revalidar la mayoría absoluta y, a día de hoy, no está siendo parte activa para que haya acuerdos de calado en la región. Lo que puede ocurrir es que con esa actitud de enfrentamiento sin fondo y con unas formas terribles y agresivas, nada moderadas, ni razonables, ni basadas en un estudio sensato, mucha gente no se sienta representada.

«Todos los del PP que tienen voz y voto comparten la idea de Cospedal de que para que le vaya bien al PP le tiene que ir mal a Castilla-La Mancha»

-Pero da la impresión de que ustedes no la quieren olvidar. No hay día que usted no la nombre en un Consejo de Gobierno.

-Lo único que queremos es demarcarnos de una línea de gestión que no compartimos. Ahora, sin rascarle el bolsillo a nadie, estamos dándole la vuelta a la región, sin triunfalismos y sin golpes de pecho. Nos encontramos una región con los brazos caídos y creo que ha habido un cambio notable de estado anímico. Y ahora la gente vuelve a ser ambiciosa, en las formas y en el fondo. En agosto hemos tenido la lista de espera más baja en hospitales y hemos reducido 22.000 personas desde enero. Hemos repoblado las instalaciones sanitarias con profesionales de la tierra. Hay una gestión distinta porque no es lo mismo despedir que contratar, cerrar que abrir.

-Pero el PP dice que sus propuestas son un brindis al sol, que nos están vendiendo la moto a los ciudadanos.

-Pierden credibilidad porque Page promete y Page cumple. Anunció en el Debate sobre el Estado de la Región que íbamos a poner en marcha 2.000 becas para que la gente de mi generación pudiera realizar un máster en la región. Y en septiembre aprobamos la resolución y las bases. En agosto, nada más entrar en el Gobierno, Page anunció el Plan de Empleo más ambicioso de la historia de Castilla-La Mancha con el objetivo de que 30.000 hogares en dos años vuelvan a tener una oportunidad decente y digna, para que un padre pueda decir a sus hijos o a su pareja que vuelve a ser útil después de seis, cinco, cuatro años sin oportunidades. ¿Eso es un brindis al sol? En Educación, Ángel Felpeto ha presentado un inicio de curso escolar sólido, ilusionante, con más profesores y más igualdad en las aulas; hemos retomado las becas de comedor y se han puesto en marcha más rutas escolares. Y el PP dijo que no lo íbamos a hacer. Nuestro planteamiento es mejorar y atender a los que más lo necesitan sin derrochar y sin tocarle el bolsillo a nadie, porque no hemos subido los impuestos y no los vamos a subir.

«Hemos puesto en marcha el Plan de Empleo más ambicioso de la historia de Castilla-La Mancha para que 30.000 hogares vuelvan a tener una oportunidad»

-Hemos hablado de proyectos. Pero, ¿cómo va la relación con Podemos? ¿Es un gobierno solo socialista o un gobierno PSOE-Podemos?

-Ha sido un año muy satisfactorio. Nos une una cosa muy importante que es querer reconstruir la región y nos une un pacto de investidura, pero esto no quiere decir que sea un gobierno PSOE-Podemos. El Gobierno es del PSOE, con medidas que llevábamos en el programa electoral pero con un pacto de investidura con Podemos y los compromisos del presidente.

-¿Cómo va el cumplimento del acuerdo de investidura con Podemos?

-De las 72 medidas que acordamos, 60 las hemos cumplido o están en proceso de cumplirse. No lo hemos hecho solos, también Podemos ha sabido trabajar de cara a esos cumplimientos.

-¿Hay quien no entiende cómo ustedes no ven con buenos ojos un acuerdo nacional con Podemos y aquí gobiernan con ellos en paz y armonía?

-Si aquí, en Castilla-La Mancha, Podemos hubiera pedido para alcanzar un acuerdo de investidura un referéndum, por ejemplo, que mi barrio Parque Sur sea independiente, no hubiéramos firmado un acuerdo de investidura. No se puede gobernar a cualquier precio. Y hay que ser coherentes y leales a la Constitución. Así lo hemos jurado.

-Podemos insiste en que se ponga en marcha la renta mínima garantizada. ¿Va a ser posible esta medida desde el punto de vista presupuestario?

Hay que sentarse a discutir entre unos y otros qué entendemos por renta mínima garantizada. Aquí hemos planteado un plan de empleo que permite que la gente no esté de brazos cruzados, que permite adquirir capacidades y, además, le garantiza un sueldo. Creo que en determinados aspectos hemos garantizado una renta a 30.000 hogares de la región a través de un plan de empleo. Ahora nos tenemos que sentar a ver cómo se hace y ver qué planteamiento habrá en toda España porque tendrá que ser homogénea para que no sea en unas regiones mejor que en otras y no se produzca un efecto llamada entre comunidades. Hay que abordar esto de manera seria. El acuerdo con Podemos estaba ligado a esa necesidad de que haya renta mínima garantizada por parte del Estado y hay que discutir qué papel tiene el Estado o si, una vez más, las comunidades vamos a tener las competencias y la responsabilidad, pero no la financiación autonómica adecuada. Es un debate complejo y hay que sentarse a discutir todos los aspectos y todas las aristas.

-Y mientras se produce el debate...

-Mientras haya familias desesperadas no nos vamos a quedar de brazos cruzados. Creo que el plan de empleo está dando una solución concreta, real y palpable. Hay que trabajar no solo para tener una renta mínina, hay que lograr una dignidad mínima y, ahora, la gente se siente realizada, útil, porque no es solo una cuestión de llegar a fin de mes, creo que la gente ha recuperado la autoestima.

-Pero todavía queda mucho camino por recorrer ¿no?

-Es evidente que construir es más difícil que destruir. Pero tenemos las cifras de paro más bajas de los últimos cinco años. Hemos atajado las cifras de Cospedal y también las que se había encontrado Cospedal. Las medidas las estamos dirigiendo como un rayo láser a las personas que peor lo están pasando.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios