José García Molina

Lost in translation José García Molina

La falta de entendimiento del PSOE sobre quiénes somos y qué hemos venido a hacer parte de su propia dificultad para entender nuestra autonomía

POR JOSÉ GARCÍA MOLINA Toledo - Actualizado: Guardado en:

Hace un par de siglos Inmanuel Kant escribió en un periódico intentando contestar a la pregunta: ¿Qué es Ilustración? «La ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad», afirma el filósofo. La minoría de edad, para Kant, significa la incapacidad de servirse del propio entendimiento sin la dirección de otro. No es un defecto del entendimiento, sino de la falta de decisión y ánimo para servirse con independencia de él. ¡Sapere aude! ¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento! He aquí la divisa de la Ilustración, he aquí la divisa de Kant y he aquí, en última instancia, la condición de cualquier práctica de emancipación.

La parálisis del gobierno regional en lo que respecta a las políticas plasmadas en un acuerdo de investidura, que debía dar un giro de 180º a lo que venía aconteciendo en esta región, nos ha llevado al punto muerto. El viaje conjunto que comenzó hace quince meses se detuvo porque se había convertido en -permítanme los símiles cinematográficos- «El viaje a ninguna parte» o, en algunas Consejerías, en un «Retorno al pasado».

La falta de entendimiento del PSOE sobre quiénes somos y qué hemos venido a hacer parte de su propia dificultad para entender nuestra autonomía. Le cuesta aceptar que somos un partido joven pero mayor de edad, con juicio propio, emancipado, que no acepta tutelas ni tutelajes. Quien nos piensa en posición subordinada a otros nombres o siglas no ha entendido nada de lo acontecido en las nuevas experiencias de politización social. Tenemos una idea clara de lo que queremos hacer, y eso es lo que vamos a hacer.

Puede, también, que se trate de un problema de lenguas y lenguajes. Es obvio que no hablamos la misma lengua política, y esa diferencia puede estar generando problemas de traducción.

Ayer nos reunimos con el gobierno para analizar lo acontecido. No hay acuerdo, tampoco, en el análisis de lo que nos ha traído a esta situación de impasse. ¿Problemas de entendimiento o de lenguas y traducciones? Nosotros no queremos que la diferencia de lenguajes sea un obstáculo para el desarrollo de Castilla-La Mancha. Por eso, para salir de la parálisis, hemos propuesto al gobierno que pasemos de las palabras escritas a los hechos consumados. Es mejor hacer que hablar. En los hechos concretos, en las políticas concretas para la gente concreta, no hay problemas ni de entendimiento ni de traducción. En la política de hechos es más fácil entenderse.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios