España

Una ley para frenar los pisos turísticos ilegales

La Junta prepara un decreto para acabar con el vacío normativo que existe en toda la región; en Toledo solo hay 38 dados de alta, pese al crecimiento de este sector en internet

Según la Junta, hay más de 1.000 solicitudes para abrir pisos turísticos, la mayoría en las ciudades de Toledo y Cuenca
Según la Junta, hay más de 1.000 solicitudes para abrir pisos turísticos, la mayoría en las ciudades de Toledo y Cuenca - ANA PÉREZ HERRERA
Toledo - Actualizado: Guardado en: España

Solo hay que teclear «pisos turísticos Toledo» en Google y aparecen más de 425.000 entradas con cientos de ofertas que remiten a infinidad de apartamentos con todo tipo de precios, incluso, desde 13 euros la noche. Plataformas como Airbnb, Booking, TripAdvisor, HomeAway, Wimdu y Niumba ofertan estancias en apartamentos en el corazón del Casco, duplex en edificios históricos, otros con terraza o a pocos metros de Zocodover, con vistas, lofts «llenos de luz», pisos con aparcamiento e, incluso, algunos con piscina. Aunque alquilar viviendas a turistas se ha hecho toda la vida a través del boca a boca o de los tradicionales anuncios en periódicos, en los últimos años están en auge y no paran de crecer gracias a internet. También a la crisis también ha llevado a propietarios a lanzarse a este tipo de negocio que el sector hotelero tradicional ve con recelo porque las reglas aún no están del todo claras y está en juego un trozo de este pastel.

Aquí, en Toledo y en Castilla-La Mancha, la situación no ha llegado ni mucho menos a la que se vive en ciudades como Barcelona, en donde existe un enfrentamiento entre vecinos y turistas, sin embargo, existe un vacío legal sobre este tipo de instalaciones turísticas. De hecho, en la ciudad de Toledo, que junto con Cuenca es donde más ofertas se encuentran, solo están dados de alta 39 apartamentos turísticos en el Ayuntamiento, según datos facilitados a ABC por la Concejalía de Urbanismo.

El pasado mes de julio, el Gobierno de Castilla-La Mancha anunció que ha comenzado al proceso de ordenación de los apartamentos y viviendas de uso turístico en la región, iniciando la tramitación de un decreto que se espera pueda estar aprobado de forma definitiva a finales de este año y que acabará con el vacío normativo que existía en la región, después de que en 2011 el Estado derogara toda la normativa de ordenación turística estatal al ser competencia de las comunidades autónomas regular la ordenación turística en su territorio.

Hasta ese momento, según explicó recientemente el portavoz del Gobierno, Nacho Hernando, la regulación de los apartamentos y viviendas turísticas en Castilla-La Mancha se había hecho de acuerdo a la normativa estatal, por lo que a partir de 2011 se produjo un vacío legal para este tipo de alojamientos en un contexto de crecimiento y consolidación de los mismos, una situación de «alegalidad» que se mantuvo la legislatura pasada siendo, según dijo, el Gobierno del presidente García-Page el que se comprometió a solucionar y legislar en esta materia «lo antes posible».

Reuniones con el sector

Así, el Gobierno regional lleva un año y medio trabajando con las asociaciones representantes del sector hotelero en Castilla-La Mancha y con las asociaciones representantes del sector de apartamentos y viviendas turísticas a nivel nacional y regional en un nuevo decreto que regule esta actividad turística y «dé seguridad jurídica y garantías tanto a usuarios como a propietarios, equiparándolo al resto de la oferta reglada». «Se trata de un decreto muy similar al que ya existe en otras comunidades autónomas y regulará por primera vez esta actividad después de que en la pasada legislatura no se hiciera nada al respecto, dando respuesta a las demandas del sector hotelero y de las asociaciones de viviendas y apartamentos turísticos de Castilla-La Mancha que reclamaban una ordenación de esta actividad», añadió, tras señalar que el Ejecutivo autonómico cumple así con su voluntad de «potenciar el posicionamiento de la región como destino turístico competitivo para el mercado nacional y extranjero».

El decreto regula aspectos como los requisitos mínimos y condiciones que deben reunir los apartamentos y viviendas de uso turístico y la identificación de las mismas mediante placas instaladas en la puerta de entrada, además de un régimen de reservas, cancelaciones y precios y otro capítulo dedicado a la inspección y régimen sancionador de acuerdo a la Ley de Ordenación del Turismo de la región. En el caso de los apartamentos turísticos se establece una clasificación en cuatro categorías y los requisitos que debe cumplir cada una de ellas.

«El decreto regula aspectos como los requisitos mínimos y las condiciones que deben reunir los apartamentos»

El decreto será remitido al Consejo de Turismo de Castilla-La Mancha para su información pública y al Consejo Consultivo antes de su aprobación definitiva por el Consejo de Gobierno a finales de este año.

Según datos de la Junta, en Castilla-La Mancha hay registrados 562 apartamentos turísticos que ofertan un total de 5.964 plazas turísticas y más de 2.000 viviendas de uso turístico si se atiende a diversas plataformas de comercialización, la mayoría de ellas concentradas en ciudades como Toledo y Cuenca. Además, hay más de 1.000 solicitudes para abrir nuevas viviendas de uso turístico en 2018, «lo que da muestra del enorme crecimiento que nuestra región está experimentando como uno de los destinos preferidos en turismo de interior», según la Junta.

El portavoz del Ejecutivo autonómico valoró también el incremento de los viajeros que ocuparon alguno de los apartamentos turísticos en nuestra región en 2016 -con 8.280 viajeros más que en 2015- y de las pernoctaciones, con 289.949 turistas alojados en estos establecimientos en 2016 frente a 253.324 en 2015; es decir, 36.625 más.

Toda la actualidad en portada

comentarios