España

La Junta se resigna y reconoce que no hay alternativa a las 37,5 horas

«La señora Cospedal se ha salido con la suya, lamentablemente», dijo el consejero Juan Alfonso Ruiz Molina en la Mesa de la Función Pública

El consejero, durante la Mesa de la Función Pública
El consejero, durante la Mesa de la Función Pública - JCCM
M. CEBRIÁN Toledo - Actualizado: Guardado en:

Después de que el Tribunal Constitucional declarara el pasado viernes «inconstitucional» la medida del Gobierno presidido por Emiliano García-Page de reducir a 35 horas semanales la jornada laboral de los funcionarios, ayer se reunió la Mesa Regional de la Función Pública para que Administración y sindicatos comentaran el fallo judicial. Resignado, antes de la reunión, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, hacía saber a los medios de comunicación que esta sentencia supone una «derrota» para la Junta de Comunidades, porque obliga a tener que volver, con carácter definitivo, a las 37,5 horas semanales.

«Acatamos la sentencia, aunque no la compartimos, y lamentamos enormemente que una medida que tenía por objeto mejorar la calidad de los servicios públicos, así como conciliar la vida laboral y familiar de los trabajadores y generar empleo, no se pueda llevar a cabo. La señora Cospedal se ha salido con la suya lamentablemente», manifestó Ruiz Molina.

Preguntado por si existe alguna alternativa, el consejero respondió que no, «más allá de acatarla». «Cualquier intento de no cumplir las 37,5 horas semanales por cualquier vía es ilegal y, por lo tanto, caeríamos en un desacato clarísimo ante un fallo judicial que es bastante claro», afirmó. Pero, recordó, la sentencia «no ha sido pacífica desde el punto de vista jurídico», ya que hubo tres votos particulares que apoyan las tesis que mantenía la Junta con el apoyo de los gabinetes jurídicos de los sindicatos.

Aun así, quiso trasladar a los trabajadores y a sus representantes sindicales un «mensaje de tranquilidad», ya que anunció que el Gobierno de Castilla-La Mancha no tiene intención de despedir a nadie como consecuencia de la sentencia del Tribunal Constitucional.

Sin embargo, los sindicatos de la Mesa de la Función Pública tacharon de «decepcionante» la reunión con el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, al no aceptarse sus alternativas para aplicar la jornada de 35 horas de los empleados públicos dentro de la legalidad.

Entre otras medidas, propusieron la formación continua de los empleados públicos, lo que computa como jornada laboral, o la aplicación del «solape» en el caso de los sanitarios, un tiempo que el profesional invierte prolongando su jornada laboral para el intercambio de información clínica de los pacientes durante los relevos de turnos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios