España

Coto al ciberacoso escolar en Castilla-La Mancha

La región registra 52 casos acoso escolar durante el primer semestre del año, frente a los 47 del 2015 lo que supone «un incremento significativo»

Coto al ciberacoso escolar en Castilla-La Mancha
E. BUSTOS Toledo - Actualizado: Guardado en:

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha presentado este martes la campaña #TúCuentas con la que se pretende combatir el acoso y el ciberacoso hacia menores y adolescentes en la región. Este programa, inscrito dentro del Plan Cuida, está coordinado por las Consejerías de Bienestar Social y de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno regional y busca «intervenir ante una violencia silenciosa y silenciada, que se dirige contra colectivos vulnerables, como los menores, las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social mediante el uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales».

Así lo expuso la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, en una rueda de prensa junto con la viceconsejera de Educación, María Dolores López, y la presidenta de la asociación Anformad, que gestiona la atención psicoeducativa especializada, Milagros Figueras.

La campaña #TúCuentas está dirigida, primeramente, a jóvenes y adolescentes con edades comprendidas entre los 10 y los 14 años; y en segundo término, a menores en general entre 6 y 17 años, a adultos que sean padres y familiares, tanto de víctimas como de acosadoras, y a maestros y profesores, para involucrar a la comunidad educativa en conseguir una óptima divulgación de la campaña.

El informe anual realizado en 2015 por la Fundación ANAR, que gestiona el Teléfono del Menor en Castilla-La Mancha, recoge que el perfil de las víctimas que sufren acoso es similar entre varones y mujeres, mientras que, en el caso del ciberacoso, el 70% de los damnificados son mujeres. La franja de edad que sufre más acoso es entre los 11 y los 13 años, o entre los 12 y los 14 si es a través de las redes sociales. Por otro lado, el 30,7% de los menores que sufre acoso reconoce no habérselo contado a sus padres. Sobre el perfil del acosador, los chicos tienden a ser perseguidos más por otros chicos en grupo, mientras que las adolescentes lo son tanto por pandillas de chicas como por varones solos o en grupo.

Aumento de casos de acoso

En cuanto al porcentaje de llamadas al Teléfono del Menor 116 111 por motivo de acoso, ha pasado del 0,8% en 2014 al 3,1% en 2015. Este aumento se traduce en 47 casos de acoso el pasado año, frente a los 52 que hay contabilizados en el primer semestre de 2016, lo que supone «una previsión de aumento significativo en 2016», según explicó la consejera.

Durante su alocución, la titular de Bienestar Social también hizo alusión a un estudio de Save The Children del que se desprende que el porcentaje de los alumnos que sufre acoso ocasional se sitúa en un 0,6, frente a un 7,4% que lo padece de manera permanente. Unos datos regionales, ligeramente inferiores a la media nacional, que sitúa en 1,2% el ocasional frente al 8,1% del frecuente.

Para dar respuesta a esta problemática, Sánchez ahondó en que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha el programa #TúCuentas, destinado a los menores que sufren acoso y ciberacoso, adultos y profesionales, para poder llevar a cabo una detección precoz de acoso, favorecer una intervención profesional inmediata en los casos graves y conseguir una mayor sensibilización ante este tipo de situaciones.

Teléfono gratuito

Los principales servicios que ofrece este programa son una atención telefónica 24 horas, inmediata y gratuita, a través del teléfono 116 111, atendido por profesionales especializados; atención psicológica presencial en 48 horas por un equipo formado por seis profesionales (psicólogos y trabajadores sociales); orientación y apoyo a los familiares; formación y acciones de sensibilización para todos los implicados en el proceso y atención a los menores, observadores y acosadores, si fuese necesario. En todo caso, prevalecerá la decisión del menor.

Como novedad, Sánchez destacó que esta campaña «no se limita exclusivamente a las víctimas de violencia sino también a los observadores y acosadores». «Este trabajo es muy importante porque la educación en igualdad, en tolerancia, en justicia, lo que se trabaje fuera y dentro de las aulas es fundamental para crear esa cultura del respeto, que llevará tiempo», recalcó la consejera.

Bajo el lema «Frente al bulling, #TúCuentas», la primera fase de la campaña llegará a los 1.332 centros educativos de la región y a cerca de 150.000 alumnos de entre 4º de Primaria y 4º de Educación Secundaria. En esos centros se repartirá cartelería, folletos con forma de teléfonos inteligentes y tablets, diseñados en dos modelos orientados a menores y a adultos, además de un videomarketing que también llegará a centros juveniles y redes sociales.

Protocolo de acoso escolar

La viceconsejera de Educación, Universidades e Investigación, María Dolores López, precisó que, aunque la campaña va dirigida a menores y jóvenes con edades comprendidas entre los 6 y los 18 años, «la mayoría de ellos escolarizados», no todos los casos de acoso se dan en el ámbito escolar, siendo estos inferiores en la región a los de la media nacional. Asimismo, incidió en la necesidad de planificar acciones conjuntas para sensibilizar, concienciar y formar al profesorado y al alumnado.

«Dando un paso más en la recuperación de la convivencia escolar se está actualizando el nuevo protocolo de acoso escolar dentro del Observatorio de la Convivencia, que será una actualización del protocolo de maltrato entre iguales que se aprobó en Castilla-La Mancha en 2006», subrayó la viceconsejera de Educación.

Este protocolo incluirá nuevas formas de acoso que hasta ahora no estaban contempladas, como son las relacionadas con las nuevas tecnologías. y ciberacoso, acortar los plazos de actuación para agilizarlos e incorporar propuestas y medidas de colaboración con otras entidades como la Fiscalía de Menores o la Consejería de Bienestar Social.

En esta línea, López señaló que el año pasado, de todos los protocolos activados en los centros educativos de la región, solo el 43% —130 casos— fueron de acoso real. «El centro pone en marcha un plan de intervención que puede ser simplemente educativo o necesita la ayuda de otros profesionales que forman parte de la campaña. Al final de cada curso, responsables de las consejerías de Educación y Bienestar Social se reunirán para revisar el plan, actualizarlo y establezcan nuevas propuestas de mejora», dijo.

A preguntas de los medios, López defendió que los centros educativos «no miran hacia otro lado» ante estas situaciones y explicó que el protocolo, ante un caso de acoso, se activa a petición de cualquier miembro de comunidad educativa. Seguidamente, se crea un equipo de intervención que estudia los pormenores del caso, que deriva en un plan de intervención que lleva determinadas medidas educativas y contempla, en caso de ser necesario, el cambio de centro y la remisión del caso a la Fiscalía de Menores.

En los casos de mayor gravedad, el servicio profesional y presencial será prestado por Anformad. Su presidenta, Milagros Figueras, destacó que el programa se estructura en dos líneas de actuación. Una es preventiva, cuya finalidad es divulgar y formar sobre lo que es acoso y ciberacoso, a fin de contribuir a educar «en el no ejercicio de esta tipo de violencia» y por animar a que los observadores de esos casos lo denuncien.

La otra línea de actuación es la intervención psicoeducativa con los acosados, acosadores y sus familias. Las derivaciones procederán del teléfono del menor. Cuando los profesionales que lo atienden detecten que se necesita un servicio de especializado de apoyo psicológico de manera inmediata, se derivará a los centros especializados para hacer sesione psicológicas de forma individual o conjunta, dependiendo de la situación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios