España

Los colegios de la región educarán por ley contra la violencia machista

La modificación de la Ley de Prevención de Malos Tratos llegará a las Cortes en el primer trimestre de 2017

Page, rodeado de mujeres, en el acto institucional del Día contra la Violencia de Género
Page, rodeado de mujeres, en el acto institucional del Día contra la Violencia de Género - JCCM
- Actualizado: Guardado en:

«No se puede ser neutral en la lucha por la igualdad, hay que decir muchas cosas y estar precavidos». Así se manifestó el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su intervención en el acto institucional del Día Internacional contra la Violencia de Género, celebrado ayer en Hellín (Albacete), donde anunció que la nueva ley regional sobre esta materia obligará a los colegios de la comunidad a incorporar material curricular dirigido a trabajar por la igualdad.

La nueva normativa, en cuya redacción trabajan más de 300 colectivos, se aprobará previsiblemente en el primer trimestre del 2017 e incorporará como novedad el reconocimiento como huérfanos de pleno derecho de los hijos de mujeres asesinadas en casos de violencia machista. «Queremos tener la ley más avanzada de toda España», subrayó García-Page, quien también deseó que salga adelante por unanimidad de los tres grupos parlamentarios en las Cortes regionales, PP, PSOE y Podemos.

El presidente autonómico destacó que Castilla-La Mancha es la región de España, junto con Extremadura, que más dinero del presupuesto anual por habitante dedica a la promoción de la igualdad. Así, recordó que Castilla-La Mancha fue la primera comunidad de España y de Europa que en 2001 aprobó una ley contra la violencia de género, de modo que se rompió «el silencio, la opacidad y la complicidad social».

García-Page resaltó «el salto de modernización» de la sociedad española como consecuencia de la incorporación de la mujer al mundo laboral. Además, advirtió de que «los hombres que quieran matar o maltratar», no «solo van a tener un juez o un policía que les persiga», sino que «no van a tener ningún cariño, ninguna complicidad de la sociedad».

Por eso, afirmó que esta efeméride sigue siendo «un día para seguir reivindicando» porque «hay mucho trabajo que hacer», al tiempo que enumeró los avances por la igualdad logrados en los últimos años. «En la lucha en favor de los derechos humanos, hay que recordar que esos derechos son para todos: para los hombres y para las mujeres», subrayó García-Page, quien también valoró el trabajo realizado por la justicia y por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en este ámbito.

«Terribles datos»

Por su parte, la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, se refirió a los «terribles datos» que recogen que «una de cada tres mujeres en el mundo padecerán o han padecido violencia sexual» y recordó que existe un teléfono gratuito para denunciar que se comete una agresión contra una mujer, el 900 100 114.

«El amor no es control, lo celos no son control», advirtió Martínez, quien también lamentó la falta de mujeres en espacios de representación y toma de decisiones y, en este sentido, reflexionó que los hombres y mujeres tienen los mismos derechos pero, «aún hoy», las mujeres encuentran «muchos más obstáculos». Con todo, avanzó que la próxima semana presentarán la nueva campaña por la igualdad y contra la violencia de género.

En el acto también intervino el alcalde de Hellín, Ramón García, y el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, quienes hicieron un llamamiento contra la violencia de género. «El silencio es el aliado y cómplice del agresor, nunca de la víctima, la violencia solo se puede combatir desde el rechazo», aseveró este último.

En el resto de Castilla-La Mancha, los ayuntamientos y las diputaciones de Castilla-La Mancha mostraron este viernes su compromiso para luchar contra esta lacra social, a través de diferentes actos en cada uno de las capitales. En la capital, el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, defendió «la necesidad de unir esfuerzos desde todos los puntos de vista, para asumir un compromiso serio contra la violencia a las mujeres» a través de la «creación de un área específica de igualdad y la creación de la estrategia de igualdad, que contempla la creación de los agentes de igualdad».

Por su parte, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, hizo referencia al repunte de la violencia machista en la adolescencia algo que definió como «una lacra, que hay que parar cuanto antes». La regidora aseguró que el Ayuntamiento trabaja de forma «muy dura» con el Consejo Local de la Mujer, «uno de los más activos de la región», e informó que este año han sido 555 las mujeres atendidas en el Centro de la Mujer, por lo que «seguiremos trabajando de la mano del gran número de asociaciones que conocen esta problemática y que defienden la igualdad».

En la misma línea, la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y los concejales de Igualdad, Manuela Nieto-Márquez; y Promoción Económica, Cultural y Turística, José Luis Herrera, acudieron ayer, en el Palacio de la Diputación Provincial, al acto institucional con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género al que se han sumado diferentes instituciones públicas y agentes sociales.

En dicho acto, se leyó un manifiesto elaborado y consensuado por la Federación Española de Municipios y Provincias, que fue leído en diferentes tramos por las diputadas provinciales: Manuela González-Horcajo Jacinta Monroy, Montserrat Castro, María del Rocío Zarco, Ana María López, y la alcaldesa de Castellar de Santiago, Carmen Ballesteros.

Pacto de Estado

En ese contexto, el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, reivindicó «la necesidad de avanzar hacia una sociedad libre y segura de violencia machista y abogó por alcanzar un pacto de Estado para avanzar en la prevención y erradicación de la violencia machista.

Por su parte, en Talavera de la Reina, la firma del Pacto Social por una Talavera Libre de Violencia de Género en el Pleno extraordinario celebrado este viernes en el Ayuntamiento, al que se han sumado 160 colectivos, instituciones, empresas y ciudadanos, protagonizó el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres en la ciudad.

Durante la celebración del pleno y del acto institucional, que contó con la presencia del delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, el alcalde Jaime Ramos, afirmó que el objetivo de este Pacto Social es involucrar a toda la sociedad «para conseguir un rechazo unánime a la violencia de género, y fomentar así modelos alternativos de convivencia, basados en el respeto y en la igualdad».

Ramos subrayó que la eliminación de la violencia contra las mujeres necesita «del esfuerzo conjunto y coordinado de toda la sociedad», y abogó además, por la tolerancia cero ante cualquier situación de violencia contra las mujeres y sus hijos.

Por eso la importancia de trabajar desde el Ayuntamiento por este Pacto que compromete a asociaciones, colectivos, instituciones y ciudadanos, «para tener una vida donde las personas sean el centro de las actuaciones, donde se reconozca una convivencia pacífica como eje que vertebre a nuestra sociedad, eliminando las situaciones de violencia contra las mujeres de manera definitiva», señaló el alcalde talaverano.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios