El ecónomo, Anastasio Gómez, y el arzobispo, Braulio Rodríguez
El ecónomo, Anastasio Gómez, y el arzobispo, Braulio Rodríguez - ABC

La Archidiócesis gastó 33 millones en su acción pastoral en 2016

La iglesia toledana pública en internet sus cuentas detalladas partida a partida

TOLEDOActualizado:

La Archidiócesis de Toledo desnuda sus cuentas. Con un solo click en la web www.architoledo.org se pueden conocer al detalle todas las cuentas del Arzobispado, las parroquias, la catedral y el Seminario diocesano. En total, en 2016, los ingresos fueron de 33.506.149,94 euros y se realizaron unos gastos de 33.491.490,30 euros, con un superávit de 14.659,64 euros. Las cuentas del Arzobispado, que se desglosa por separado, también arrojan un resultado positivo del 0,05 por ciento con unos ingresos de 13.605.470,80 euros y 13.612.027,96 euros.

De esta forma, Toledo se suma a las inciativas de otras diócesis españoles y da a conocer las cuentas consolidadeas la realidad económica de su labor pastoral y de atención a los demás y lo hace coincidiendo con el Día de la Iglesia Diocesana que se celebra el próximo domingo, una jornada con el lema «Somos una gran familia contigo».

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, acompañado del económo, Anastasio Gómez, fue el encargado de presentar este ejercicio de transparencia que pretende alejar la imagen de desconfianza que en algunos sectores existe con «los dineros que recibe la iglesia diocesana», cuando la realidad, según el escrito semanal del arzobispo, «solo dependemos de nuestros católicos y de nuestra buena administración». Y, como ejemplo, en los datos que se han hecho públicos se recoge que en colectas parroquiales se recaudaron 1.721.493,36 euros o por alquileres de inmuebles se obtuvieron más de 200.000 euros. En cuanto a gastos, además de los casi seis millones en sueldos, se han gastado 5.238.164, 23 euros en programas de rehabilitación.

El ecónomo destacó que este año se da un paso más y se publican los valores de ingresos y gastos de forma consolidada no solo del Arzobispado, como se venía haciendo tradicionalmente, sino también que se publican las parroquias, la catedral y el seminario conciliar San Ildefonso.

Otro dato destacado es que la Archidiócesis de Toledo da empleo a más de mil de personas, en concreto, a fecha de 30 de junio d este año, a 1.049 trabajadores distribuidos en cinco áreas fundamentales: colegios, residencias de ancionos, área de caridad, medios de comuniación y turismo.

El Arzobispado quiere aprovechar también esta jornada del Día de la Iglesia Diocesana para hacerse eco de dos proyectos que durante 2017 han sido una realidad, como el encuentro del arzobispo con un grupo de mujeres Santa Teresa en audiencia privada con el Papa Francisco y la apertura del colegio dioceano Karol Wojtyla en la localidad de Seseña, ya en funcionamiento, y la principal inversión proyectada en 2016 en la diócesis y que concluirá en el año 2018.

Los pisos de San Sebastián

El ecónomo de la diócesis también se pronunció sobre la situación de los pisos que el Arzobispado recibió en concepto de herencia de un fiel de San Sebastián y recordó que se trata de una herencia recibida de un médico vasco, un urólogo, que dejó en herencia dos inmuebles que se habían habilitado como apartamentos turísticos al igual que otros 1.800 dedicados al mismo objeto en esta ciudad. «La licencia nos la dio Bildu cuando gobernaba en San Sebastián, y ahora Bildu critica que tengamos estos dos pisos. Da juego político que el Arzobispado tenga dos pisos y los gestione bien», explicó Anastasio Gómez.

Unidad de España

De la situación de Cataluña también se habló en la rueda de prensa y el arzobispo recordó que en las iglesias de la diócesis se pide «todos los días» por la unidad de España, aunque se mostró «muy cansando» de este debate mientras hay más problemas más allá del proceso independentista en Cataluña, como «la educación, la mejor manera de repartir la riqueza o conseguir mejores puestos de trabajo».