España

Las tierras raras de La Mancha se quedan donde están

El Gobierno regional da tres meses a la empresa Quantum para modificar el proyecto, aunque es prácticamente inviable

Paisaje del Campo de Montiel, donde se pretende explotar las tierras raras
Paisaje del Campo de Montiel, donde se pretende explotar las tierras raras - ABC
P.H. MEJÍA Toledo - Actualizado: Guardado en:

Las trabas de las administraciones para poner en marcha una mina de extracción de tierras raras son tan grandes que el proyecto presentado por la empresa Quantum para explotar un yacimiento en Ciudad Real prácticamente es inviable.

Así se desprende del informe que se ha presentado este martes en el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, un documento de alcance que, según el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, pone de manifiesto que el proyecto de explotación de tierras raras supone «una amenaza para la conservación de la biodiversidad».

Un documento que se remitirá a la empresa Quantum Minería que tendrá un plazo de tres meses para modificar el proyecto, si bien los informes negativos que han realizado tanto la Confederación Hidrográfica del Guadiana, indicando que no hay recursos hídricos en la zona, el Ministerio de Agricultura o la Defensora del Pueblo, hacen prácticamente inviable la explotación en el campo de Montiel.

Además de la falta de agua en la zona, necesaria para llevar a cabo el proyecto, también hay graves riesgos para la biodiversidad de la zona, poniendo en peligro especies como el lince ibérico, el águila imperial y real o las aves esteparias.

Aún así, hay que seguir el procedimiento administrativo y cumplir los plazos que pasan ahora por la presentación por parte de la empresa de una modificación del proyecto, de no ser así, se dará por inviable.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios