España

Martínez Arroyo decidirá sobre la dimisión del viceconsejero de Agricultura

Sergio David González presentó su dimisión en junio por «motivos personales», pero el Gobierno regional le propuso continuar hasta que finalice la campaña de extinción de incendios

s

Sergio David González, durante su comparecencia de hoy
Sergio David González, durante su comparecencia de hoy - Ana Pérez Herrera
AGENCIAS Toledo - Actualizado: Guardado en:

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha desvelado este lunes que el viceconsejero de Medio Ambiente, Sergio David González, presentó su dimisión en el mes de junio ante el Ejecutivo regional «por motivos personales», pero el Gobierno «le pidió que se quedara hasta que finalizase la campaña de extinción de incendios», el 30 de septiembre.

En rueda de prensa, tras la publicación en la revista Interviú de un reportaje sobre la planta de reciclaje de productos industriales de Chiloeches (Guadalajara) y el hecho de que el PP haya pedido el cese del viceconsejero por sus «vinculaciones» con la empresa que gestionaba las instalaciones, Fernández se ha remitido a las explicaciones que el viceconsejero iba a dar esta mañana.

Más tarde, Sergio David González ha rechazado cualquier vinculación con empresas de residuos peligrosos del polígono de Chiloeches (Guadalajara), si bien ha admitido que fue presidente de una empresa de I+D+i llamada Biocombustibles del Henares, relacionada con residuos de biomasa, «no peligrosos».

Así lo ha explicado el viceconsejero en una rueda de prensa convocada para aclarar la información publicada que señala la existencia de relaciones entre el viceconsejero de Medio Ambiente y la empresa Kuk Medioambiente, que alquiló el almacén de residuos de Chiloeches incendiado.

El viceconsejero ha explicado que la empresa con la que se le relaciona en la revista Interviú, Biocombustibles del Henares, fue creada en 2012 para desarrollar un proyecto de I+D+i, momento en que se le propuso ser presidente, cargo del que dimitió a petición propia siete meses después, sin que la empresa haya llegado a tener ninguna actividad desde su constitución por "no tener viabilidad".

En este punto ha aclarado que, de manera previa a su nombramiento como viceconsejero, cesó en todos los cargos y vendió todas las participaciones "para no tener interferencias" con la administración y ha sentenciado: "no tengo ninguna responsabilidad sobre actuaciones de mala gestión de residuos peligrosos en ninguna de las empresas que tienen que ver con Chiloeches".

Preguntada por ese cese del viceconsejero, la diputada socialista Blanca Fernández ha comentado que «una persona que quería irse no tiene muchos motivos para quedarse después de algo así», y ha defendido que Sergio David González es «una persona honrada a carta cabal» que «no querrá de ningún modo que el Gobierno regional quede en entredicho».

Asimismo, ha criticado que la portavoz del PP, Carmen Riolobos, «o no sabe leer o tergiversa lo que lee» ya que, según lo que se ha publicado, el viceconsejero «no tiene relación con el empresario que gestiona o ha gestionado el depósito de residuos desde hace más de dos años casi tres» y que lo que tuvo fue «siete meses una sociedad conjunta con ese señor», que disolvieron en 2013.

Fernández ha apuntado que fue el propio viceconsejero el que llevó el tema de Chiloeches a la fiscalía en el mes de agosto y «cumplió con su obligación moral de ir a la justicia», evidenciando con su actitud que «no se casa ni con sus padres», por lo que ha lamentado las críticas de una formación que «no tiene ningún atisbo de credibilidad en asuntos turbios y escándalos».

La portavoz del PSOE ha finalizado asegurando que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha exigido a todo su gobierno, incluidos los altos cargos, que no tengan relación empresarial con empresas que se puedan beneficiar de su gestión, algo que, según Fernández, se garantiza y se va a «seguir garantizando en el futuro».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios