El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando
El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando - Ana Pérez Herrera

Hernando cree que el discurso de Puigdemont fue un «jarro de agua fría» para el independetismo

El portavoz de la Junta asegura que van a defender lo que digan el Gobierno de España, los jueces y fiscales y el Estado de Derecho

ToledoActualizado:

«¿Hay independencia en Cataluña? Esta es la pregunta del millón». Así se ha pronunciado este miércoles el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, quien cree que la respuesta a esta cuestión «va por barrios y depende de a quién le preguntes». En su opinión, si le preguntas a fiscales, a jueces o al Gobierno de España, sí dicen que ha habido una declaración unilateral de independencia, «pero no había más que ver las caras» de los independentistas reunidos a las puertas del Parlamento catalán o las de la CUP, que ni siquiera aplaudieron el discurso de Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat.

El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha aseguró que van a respetar lo que diga el Gobierno de España, los fiscales, los jueces y, en definitiva, el Estado de Derecho y la Constitución Española, que son «nuestros referentes». Por eso, Hernando discrepó de la afirmación del presidente Puigdemont -«Puede haber una democracia más allá de la Constitución»- y dejó claro que si se quiere avanzar en alguna vía de diálogo y de concordia, como defendió el Rey Felipe VI, «siempre tiene que ser dentro de la legalidad porque, si no, nos haríamos trampas al solitario».

Aun así, manifestó que lo que ayer ocurrió en el Parlamento catalán fue un «jarro de agua fría para aquellos que estaban deseando que se produjera una declaración de independencia unilateral y rupturista». La consecuencia de ello es, a su juicio, que el Gobierno de Cataluña se encuentra con un independentismo «fracturado en el Parlamento y en los movimientos sociales». Por eso, «ahora más que nunca, los que defendemos la Constitución tenemos que estar unidos y no mostrar fisuras en el bloque constitucionalista, como ha hecho el PP en Castilla-La Mancha en las últimas semanas».