España

La declaración BIC de las Casas Colgadas, ¿un problema o una solución?

El alcalde confía en que esta protección no ponga trabas a la rehabilitación del edificio

Vista panorámica de las Casas Colgadas de Cuenca
Vista panorámica de las Casas Colgadas de Cuenca - M. Delgado
ABC Cuenca - Actualizado: Guardado en:

Después de que el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, anunciara este miércoles que el Consejo de Gobierno había aprobado la declaración de las Casas Colegas de Cuenca Bien de Interés Cultural (BIC), destacando este reconocimiento para proteger el valor patrimonial de este emblemático edificio, el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, este jueves ha sembrado dudas sobre la conveniencia en estos momentos de esta declaración.

Mariscal confía en que la declaración de las Casas Colgadas como Bien de Interés Cultural (BIC) «no entorpezca» el proyecto de rehabilitación que se quiere acometer en el conjunto.

A preguntas de los medios, según recoge Efe, Mariscal ha reconocido que esta figura de protección «es un gesto», pero que en todo caso «lo que realmente va a salvar las Casas Colgadas» es el proyecto de rehabilitación integral del conjunto que se quiere llevar a cabo en los próximos meses, financiado por el Consorcio Ciudad de Cuenca.

Mariscal ha confiado en que la nueva figura de protección no sea «una traba» para que se pueda desarrollar la rehabilitación, que quiere arreglar fachadas, cubiertas y las conocidas balconadas de madera de las Casas Colgadas.

En concreto, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Cuenca, celebrada en septiembre, acordaba adjudicar el servicio de consultoría para la redacción del proyecto básico y de ejecución, proyectos específicos de instalaciones y estudio de seguridad y salud para las obras de rehabilitación de «La Casa de la Sirena» y «Casa bajada a San Pablo» -Casas Colgadas de Cuenca- por un importe de 30.950,41 euros más IVA.

Ha recordado el proyecto que tiene el Ayuntamiento de volver a instalar en el espacio que ha dejado libre la ampliación del Museo de Arte Abstracto, un «espacio de restauración emblemático».

Sin embargo, el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha asegurado que la declaración de BIC «no va a ser ninguna traba, sino todo lo contrario, pues lo que busca es preservar el patrimonio».

Godoy ha lamentado que al alcalde de Cuenca «le molesten todas las iniciativas positivas para la ciudad que pone en marcha la Junta; malestar que suele expresar a través de las redes sociales».

El delegado de Junta dice que ahora es la declaración de las Casas Colgadas como Bien de Interés Cultural, pero antes sucedió lo mismo con la exposición «La poética de la libertad», o la posibilidad de construir un remonte mecánico al Casco Antiguo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios