POLÍTICA

Crisis en Podemos: Molina niega a los críticos una asamblea ciudadana

El líder en Castilla-La Mancha presume de la «radicalización de los procesos democráticos» de su partido, pero rechaza unas primarias internas que sí tendrán otras tres comunidades

David Llorente y José García Molina son los dos únicos diputados de Podemos en Castilla-La Mancha. Mientras el primero demanda una asamblea ciudadana para renovar cargos, el segundo dice que «no es el momento»
David Llorente y José García Molina son los dos únicos diputados de Podemos en Castilla-La Mancha. Mientras el primero demanda una asamblea ciudadana para renovar cargos, el segundo dice que «no es el momento» - ANA PÉREZ HERRERA
J. A. PÉREZ Toledo - Actualizado: Guardado en:

A las ocho de la tarde del jueves quedó inaugurada, oficialmente, la primera crisis en Podemos Castilla-La Mancha. A esa hora se conocía que casi un centenar de críticos con la actual dirección regional del partido habían firmado un manifiesto en el que piden la conovocatoria de una asamblea ciudadana al líder José García Molina. Para más inri, entre los firmantes del manifiesto se encuentra David Llorente, uno de los dos diputados que Podemos tiene en el Parlamento regional.

Los críticos quieren una asamblea ciudadana para determinar «nuevos documentos político-organizativos» y la «apertura de un proceso de primarias internas a los cargos orgánicos», pero este viernes el líder regional de Podemos negó cualquier demanda a los firmantes del manifiesto.

García Molina rechazó las críticas a la falta de democracia interna en el partido. «Si de algo hemos hecho alarde en Podemos, es de la radicalización de los procesos democráticos. Dentro de esos procesos está, por supuesto, el debate y la libertad de opinión», dijo.

En cuanto a la convocatoria de una asamblea ciudadana, el también secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha dejó claro que «no es el momento de abrir nuevos procesos», una decisión tomada por el consejo ciudadano del que él está al frente. «Las cosas las hemos debatido, decidido y votado siempre con procesos democráticos en el propio consejo, y yo a ese consejo me debo», explicó.

Primarias en otras CCAA

En cualquier caso, García Molina cree que la renovación en el partido debe ser de arriba a abajo, empezando por los cargos estatales y de ahí a los regionales, y no al revés. «Seguramente tendremos que esperar a ese ‘Vistalegre II’, donde se acabará estableciendo un documento marco; primero se dio un proceso a nivel nacional y, a partir de ahí, las comunidades adaptamos nuestros propios procesos», dijo en referencia al acto de constitución del partido, que tuvo lugar en este palacio madrileño.

Sin embargo, frente a las explicaciones dadas por García Molina, también este viernes se conoció que Podemos ha convocado para el 9 de noviembre primarias abiertas en tres comunidades autónomas (Madrid, Andalucía y Extremadura) y doce ciudades de más de 100.000 habitantes.

Por último, el líder castellano-manchego del partido morado desmintió cualquier roce con David Llorente, su compañero de escaño en el Parlamento regional. «No sé si hemos votado alguna vez diferente», dijo con ironía.

«Baches organizativos»

El manifiesto de los críticos denuncia que en Castilla-La Mancha Podemos tiene «fuertes baches organizativos» y deja entrever la falta de «capacidad, transparencia y democracia interna a todos los niveles», por lo que «es necesario abrir un periodo de reflexión y debate colectivo».

Los firmantes echan en cara a García Molina más mano dura con el PSOE, que gobierna en la región gracias a los votos de Podemos: «Nos enfrentamos a un PSOE que se muestra reticente a cumplir lo acordado y pretende asentarse cómodamente sobre buena parte de los recortes del PP». Y este punto es el único en el que el líder regional de Podemos coincide con los críticos, ya que ayer reconoció que el pacto de investidura no se está cumpliendo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios