España

CCOO y UGT piden a la sociedad movilizarse contra el TTIP entre UE y EEUU

Los secretarios provinciales ambos sindicatos consideran las medidad «muy perjudiciales» para los trabajadores españoles

ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

Los secretarios provinciales de CCOO y de UGT en Ciudad Real, José Manuel Muñoz y Juan Jiménez, han hecho hoy un llamamiento conjunto a que la sociedad se movilice para que el Gobierno español no ratifique el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) entre la UE, EEUU y Canadá.

En una rueda de prensa ofrecida conjuntamente por ambos dirigentes provinciales, Muñoz ha asegurado que «hoy más que nunca» es necesaria la movilización de la ciudadanía para que no se ratifique este acuerdo, que es «muy perjudicial» para los trabajadores españoles.

Y ha subrayado que es un acuerdo que «se está negociando a espaldas de la ciudadanía y que favorece claramente a las grandes multinacionales que tendrán más derechos y menos obligaciones, al imponer una legislación que les sería favorable a sus intereses».

En opinión de CCOO, el nuevo tratado afectaría a cuestiones relevantes de la legislación española, que estaría supeditada «al capricho de las grandes multinacionales», lo que tendría como consecuencia imponer las condiciones laborales que actualmente existen en EEUU y Canadá a los trabajadores europeos que tienen reconocidos mayores derechos relacionados con el trabajo.

Así, Muñoz ha apuntado que, en Europa, «los trabajadores verían cómo se da un paso atrás en sus condiciones laborales, al verse afectadas las políticas de empleo, las relacionadas con la inspección de trabajo o con la libertad sindical».

De hecho, ha subrayado que Estados Unidos y Canadá no han suscrito la mayor parte de los convenios propuestos con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y, como ejemplo, ha significado que, de 177 convenios propuesto por la OIT, EEUU ha firmado 11 y Canadá 26, lo que «denota el poco interés de estos países por temas fundamentales para el mundo del trabajo».

Por su parte, el dirigente de UGT ha señalado que el alcance de estos acuerdos «es muy grave» para los trabajadores y los ciudadanos, porque se pone en cuestión, además de los temas laborales, otros aspectos importantes como es la regulación medioambiental de la UE, «que es mucho más exigente que la de EEUU y Canadá».

Con este acuerdo, «se pone en manos de los tribunales de arbitraje la legislación de los países, que serían quienes resolverían los conflictos entre empresas y trabajadores, perdiéndose así la independencia que tienen los estados».

La «rebaja normativa» relacionada con los aspectos laborales, ha dicho Jiménez, «es muy preocupante» con este tratado, porque podría establecer «alargar las jornadas laborales, tocar las vacaciones o condicionar la mano de obra».

Y ha remarcado que este acuerdo «no mira por las personas ni tampoco protege a las industrias pequeñas y microempresas, sino que apuesta por las grandes multinacionales».

De ahí, que al igual que Muñoz, considere necesario hacer un llamamiento a la sociedad para movilizarse en contra de la ratificación del tratado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios