España

Los casos que llegan a los juzgados de Castilla-La Mancha caen un 32,9%

Destaca el descenso del 40,6% en la jurisdicción penal debido a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

Fachada del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Toledo
Fachada del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Toledo - Óscar Huertas
ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

El número de asuntos ingresados en los órganos judiciales de Castilla-La Mancha en el segundo trimestre del año ha sido de 56.048, lo que supone una disminución del 32,9 por ciento respecto al mismo periodo de 2015, y el descenso más acusado se ha producido en la jurisdicción penal, de hasta el 40,6%.

Estos son los principicales datos extraídos del informe «Situación de los órganos judiciales en el segundo trimestre de 2016» hecho público este miércoles por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial. Esta bajada en los casos de la jurisdicción penal está motivada por la entrada en vigor el 6 de diciembre de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) por la que los atestados policiales en los que no existe autor conocido del delito denunciado ya no se remiten a los Juzgados de Instrucción.

La reforma legal tiene también reflejo en el número de asuntos resueltos por los tribunales de la región entre el 1 de abril y el 30 de junio pasados, que fue de 61.163. Esta cifra supone un 26,8 por ciento menos que en el mismo trimestre de 2015, cuando la Lecrim aún no había sido modificada y se contabilizaban los asuntos que han dejado de ingresar los Juzgados de Instrucción, que se resolvían de forma inmediata con un auto de archivo por falta de autor conocido.

Por último, el número de asuntos que quedaron en trámite en los juzgados de Castilla-La Mancha al final del segundo trimestre del año fue de 102.109, un 13,8 por ciento menos en al final del mismo periodo del año anterior.

En la jurisdicción civil, el número de asuntos ingresados en los juzgados y tribunales de la región en los meses de abril, mayo y junio de este año alcanzó los 19.278, lo que representa una disminución interanual del 21,7 por ciento, mientras que los asuntos resueltos sumaron 21.634 y los asuntos en trámite, 46.776.

En la jurisdicción penal, el número de nuevos asuntos fue de 31.855, un 40,6 por ciento menos que en el segundo trimestre de 2015 y, además, se resolvieron 33.586 asuntos y quedaron en trámite al final del periodo otros 39.821.

Juzgados de Instrucción y mixtos

En concreto, la cifra de nuevos asuntos en los Juzgados de Instrucción y en los Juzgados mixtos —que antes recibían los atestados policiales sin autor conocido del delito denunciado— ha bajado a la mitad, con una caída del 50,2 por ciento en los Juzgados de Instrucción y una reducción del 46,9 por ciento en los Juzgados de 1ª Instancia e Instrucción.

En cambio, han crecido en un 28,6 por ciento los asuntos de los juzgados con competencia en violencia machista y en un 5,2 por ciento los de los Juzgados de Vigilancia Penitenciaria de la región.

En cuanto a la jurisdicción social, se registraron en el segundo trimestre del año 3.349 nuevos asuntos, lo que supone un descenso del 9,8 por ciento respecto al mismo periodo de 2015, mientras que el número de asuntos resueltos fue de 3.910 y el de asuntos en trámite al final del trimestre, de 10.068.

La única jurisdicción que experimentó un incremento en el número de asuntos ingresados en el segundo trimestre del año fue la contencioso-administrativa, donde los 1.566 asuntos ingresados representan un aumento del 0,3 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

En esta jurisdicción se resolvieron 2.033 asuntos y quedaron en trámite otros 5.444. Además, la tasa de litigiosidad en la región en el segundo trimestre del año fue de 27,5 asuntos por cada 1.000 habitantes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios