Puigdemont recibe al Rey, a su llegada a La Caixa, en la Diagonal de Barcelona
Puigdemont recibe al Rey, a su llegada a La Caixa, en la Diagonal de Barcelona - CASA DEL REY

El rostro serio del Rey al recibir el saludo de Puigdemont

El presidente de la Generalitat aguardó a Don Felipe y Doña Letizia en la puerta de la sede de La Caixa

BARCELONAActualizado:

Los Reyes han presidido este martes en Barcelona la entrega de las becas para estudios de postgrado en el extranjero de la Obra Social de La Caixa, en un acto en el que Don Felipe animó a los 120 jóvenes becados a «esforzarse para después contribuir al bien común», ya que sus logros «impactarán en nuestro futuro como país».

A las puertas de la sede de La Caixa, en la Diagonal de Barcelona, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, recibió a los Reyes. El encuentro se producía un día después de que el político catalán presentara en Madrid el último episodio de su desafío indepedentista.

El saludo entre Don Felipe y Puigdemont se enmarcó en la cortesía institucional de otras ocasiones, pero el rostro del Rey se mostraba ayer más serio de lo que es habitual en él. El Monarca estuvo acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y por el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, cuya seriedad ante los políticos catalanes fue más que evidente. Durante la hora y media que duró el acto, Sáenz de antamaría y Puigdemont no se dirigieron la palabra.

Tras manifestar su condena al atentado de Manchester y ofrecer al Reino Unido el «apoyo incondicional de España contra la lucha antiterrorista», Don Felipe agradeció a La Caixa su solidaridad y generosidad con la educación, algo que -resaltó- acaba beneficiando al bien común y al interés general.

En una línea similar, el presidente de la fundación bancaria, Isidre Fainé, destacó la importancia que tiene el conocimiento para una sociedad próspera y alabó los currículums de los 120 jóvenes que han conseguido la beca este año, «candidatos excepcionales en el aspecto académico y también en lo humano» escogidos entre más de 1.300 jóvenes. «Estos becarios significan nuestra esperanza para un futuro mejor. Tienen ante ellos un gran desafío: ser los líderes del siglo XXI», sentenció.