Casa Real

Los Reyes presiden el primer 12-0 con un Gobierno en funciones

Cinco presidentes autonómicos faltarán al desfile militar, al que tampoco irá Podemos

Don Felipe durante el desfile del 12 de octubre de 2015
Don Felipe durante el desfile del 12 de octubre de 2015 - IGNACIO GIL
S.E. Madrid - Actualizado: Guardado en: Casa Real

Los Reyes presidirán el próximo miércoles un desfile militar atípico. Por un lado, porque será el primer Día de la Fiesta Nacional con Gobierno en funciones y, además, con menos ministros que hace un año. Y por otro, porque no contará con el principal líder de la oposición, Pedro Sánchez, aunque sí con Javier Fernández, si bien como presidente de Asturias, no como presidente de la gestora del PSOE. De este modo, la imagen que este año se vea desde las tribunas de autoridades durante el desfile militar que recorrerá el centro de Madrid será muy diferente a la de años anteriores, sobre todo por las destacadas ausencias.

Así, en la tribuna donde habitualmente se colocan los Reyes, la Princesa Leonor, la Infanta Sofía y los miembros del Gobierno faltarán los tres ministros que en el último año han dejado sus cargos: José Manuel Soria, que dimitió tras su vinculación con los «papeles de Panamá»; Ana Pastor, quien dejó su puesto en Fomento por su elección como presidenta del Congreso; y Alfonso Alonso, quien dejó la cartera de Sanidad por su candidatura a lehendakari.

En la tribuna donde habitualmente se sientan los líderes políticos y portavoces parlamentarios no se verá tampoco a ningún representante de Podemos, ya que el partido ha declinado la invitación. Así, no estarán ni el secretario general de los populistas, Pablo Iglesias; ni los portavoces en el Congreso y el Senado, Íñigo Errejón y Ramón Espinar, respectivamente; ni los portavoces de las confluencias. Tampoco se podrá ver a numerosos portavoces parlamentarios, ya que ERC, PNV, la antigua Convergència, Compromís y Bildu no participan en estos actos del Día de la Fiesta Nacional. Sólo estarán presentes los representantes de PP, PSOE, Ciudadanos –incluido su líder, Albert Rivera– y UPN.

Este año también faltarán a esta cita cinco presidentes autonómicos. El valenciano Ximo Puig estará de viaje oficial en Cuba; el gallego Alberto Núñez Feijóo no podrá acudir por motivos personales; mientras que la ausencia del catalán Carles Puigdemont, el vasco Íñigo Urkullu y la navarra Uxue Barkos es ya habitual en este tipo de actos.

La que tampoco asistirá es la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quien esta semana se encuentra de viaje en Bogotá y Quito. En su lugar, acudirá la primera teniente de alcalde, Marta Higueras, que será la encargada, junto con la presidenta regional, Cristina Cifuentes, de recibir a los Reyes a su llegada a la plaza de Neptuno, donde estarán situadas las tribunas de autoridades. La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, también ha confirmado su asistencia.

Por lo demás, el desfile será muy similar al de los últimos años, según confirmaron a Ep desde el Ministerio de Defensa, con un presupuesto y formato parecidos. Es más, el Gobierno se ha gastado en este Día de la Fiesta Nacional un millón de euros menos que hace un año, ya que, al encontrarse en funciones, no puede hacer publicidad que no sea de servicio público.

Como en los últimos cuatro años, el desfile militar comenzará a las once de la mañana en la plaza de Neptuno con el tradicional homenaje a la bandera y a los que dieron su vida por España. A continuación, se sucederán los desfiles aéreo y terrestre de unidades del Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, la Unidad Militar de Emergencias, la Guardia Civil y la Guardia Real.

Helicópteros nuevos

Una de las novedades de este año es que en el desfile aéreo se podrán ver por primera vez dos helicópteros de transporte táctico NH90 que el Ejército de Tierra acaba de estrenar.

También podrán verse otras aeronaves –hasta casi 60– como helicópteros Chinook y Tigre, aviones Hércules y P-3 Orion, así como cazas Eurofighter y F-18 encargados de la defensa y control del espacio aéreo de soberanía nacional. Como es habitual, la Patrulla Águila realizará una pasada dibujando en el cielo de Madrid los colores de la bandera nacional.

Dada la austeridad que caracteriza a la parada militar del Día de la Fiesta Nacional desde los primeros recortes de 2011, este año tampoco podrán verse carros de combate por las calles del centro de Madrid durante el desfile terrestre, en el que tienen previsto participar unos 3.000 efectivos.

Toda la actualidad en portada
publicidad