Los Reyes presiden la reunión del Patronato de la Fundación Princesa de Girona
Los Reyes presiden la reunión del Patronato de la Fundación Princesa de Girona - CASA DEL REY

Los Reyes presiden el patronato de la Fundación Princesa de Girona con más adhesiones que salidas

En los últimos dos años de tensión separatista ha habido 30 incorporaciones y dos abandonos: los del Ayuntamiento y la Cámara de Comercio de Gerona

MadridActualizado:

Los Reyes han presidido este viernes la reunión del patronato de la Fundación Princesa de Girona (FPdGi), la primera que se celebra desde que tuvo lugar el referéndum ilegal del 1 de octubre y el posterior mensaje extraordinario que Donde Felipe pronunció en contra del desafío independentista.

La sesión ha tenido lugar en el Palacio Real de Madrid, con la participación de medio centenar de vocales, en su mayoría empresarios catalanes, de los algo más de 80 que integran el órgano de gobierno y administración de la FPdGi.

El patronato se reúne dos veces al año, una hacia finales de junio, con motivo de la entrega de los premios que concede la entidad, y otra en diciembre, para hacer balance del ejercicio. Esta es la primera sesión tras el 1O y el discurso que el Rey pronunció dos días después para expresar su rechazo a la «conducta irresponsable» y a la «deslealtad inadmisible» de los independentistas.

Es también la primera reunión que se celebra tras la decisión de la Cámara de Comercio de Gerona, uno de sus fundadores, de retirarse de él. El patronato de la fundación se reúne dos veces al año, en junio en la ciudad catalana, con motivo de los actos de la entrega de premios, y en diciembre en el Palacio Real. La de este viernes, como cada año en diciembre, será una reunión de trabajo en la que se aprobará el plan de actuación de 2018.

Sin embargo, esta será la primera reunión del patronato sin la Cámara de Comercio de Gerona, una institución que estuvo en la génesis de la fundación en 2009, junto a la Fundación Gala-Salvador Dalí, La Caixa y Caixa Gerona (hoy absorbida por La Caixa). La Cámara tomó esta decisión el pasado 5 de octubre, esgrimiendo malestar por el mensaje que el Rey había dirigido a los españoles dos días antes, y especialmente por el hecho de que no condenase la actuación policial.

No obstante, tal como destacó el Rey en la última entrega de los premios de la Fundación, el pasado junio, en los últimos dos años, en los que ha aumentado la tensión política en Cataluña, ha habido 30 incorporaciones al patronato.

También el Ayuntamiento de la ciudad decidió en octubre romper relaciones con la Casa Real. En noviembre, dos premiados por la fundación renunciaron al premio también por la situación política. En cambio, a la última recepción de la Fiesta Nacional en Palacio Real acudieron 14 premiados.

Desde que la Fundación cambió su nombre de Príncipe a Princesa de Girona, la presidencia de honor de la Fundación corresponde a la hija mayor de los Reyes. La vicepresidencia de honor recae en el presidente de la Generalitat, un cargo que ahora está vacante. En todo caso, el vicepresidente honorario nunca acude a la reunión del patronato en el Palacio Real.

Con un presupuesto anual de 2,8 millones de euros, la Fundación concede cada año un galardón colectivo a una entidad que trabaje a favor de los jóvenes y cuatro premios individuales a jóvenes (entre los 16 y los 35 años) que acometen y comienzan una obra o un proyecto, en cuatro categorías: Social, Investigación Científica, Artes y Letras y Empresa.

En la última entrega, el pasado junio, el Rey destacó ante Puigdemont el compromiso «con los valores que han engrandecido Cataluña, que han estado en la base de su progreso y, por tanto, del progreso de toda España».

La fundación ha seguido trabajando con normalidad a pesar de la tensión política. «El año que viene, cuando nos volvamos a reunir para reconocer los méritos de nuestros nuevos premiados, tendremos, una vez más, la oportunidad de reafirmar nuestro compromiso», dijo Don Felipe el pasado junio, cuando Puigdemont ya había anunciado la convocatoria de un referéndum.