Casa Real

La Reina pide un donativo hucha en mano a los periodistas que cubrían el Día de la Banderita

Doña Letizia se vistió de rojo y blanco, los colores corporativos de la organización

Doña Letizia se acerca a los periodistas para pedirles un donativo para la Cruz Roja - EFE

La Reina se vistió con los colores de Cruz Roja, blanco y rojo, para presidir esta mañana la mesa de cuestación en el Día de la Banderita. De esta forma, expresaba su implicación con una organización que cada día alivia la pobreza y el sufrimiento en todos los rincones del planeta, y que en la jornada de hoy espera recaudar 500.000 euros en la Comunidad de Madrid y destinarlos a la infancia, el sector más castigado por la crisis.

Esta cita, que se celebra desde hace más de cien años, supone la mayor fuente de ingresos para la organización y siempre ha contado con el apoyo de la Familia Real, pero la anécdota de la jornada ha ocurrido cuando la Reina, hucha en mano, ha abandonado la presidencia de la mesa para pedir donativos a los fotógrafos, cámaras y redactores que informaban del acto. La presencia de la Reina ha ocasionado un pequeño revuelo, al sorprender a los informadores con las cámaras, los cuadernos, las grabadoras y los bolígrafos en la mano, pero sin un euro mano.

Algunos de ellos dudaban entre seguir grabando y haciendo fotos o soltar la cámara y buscar el donativo en el bolsillo o la mochila. Cuando la Reina regresó a su mesa, varios informadores que no habían tenido oportunidad de entregarle su donativo hicieron cola y entregaron su aportación.

Mientras la Reina Doña Sofía presidía la mesa de la Puerta del Sol, Doña Letizia recaudaba fondos en la sede central de la Cruz Roja Española, situada en la calle Reina Victoria de Madrid, acompañada por la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, y el presidente de esta organización, Javier Senent.. En los años anteriores, Doña Letizia presidía la mesa situada en la puerta del Congreso de los Diputados, pero en esta ocasión la Reina se ha alejado de los políticos para acercarse a la ONG.

El motivo de este cambio es que, antes de presidir la mesa, Doña Letizia ha asistido a un debate en Cruz Roja sobre «Visión de los expertos en infancia», que se ha celebrado en la sede de la organización.

Este debate se produce después de que Cruz Roja haya analizado las condiciones de vida y los efectos de la crisis en la infancia, que ha sido el sector más golpeado por la crisis. Por primera vez, la organización ha preguntado a los niños -en concreto, a más de 5.000 niños y niñas de entre ocho y catorce años-, y las respuestas han sido sorprendentes: a pesar de que uno de cada diez no come tres veces al día, a pesar de que la mitad pasa frío en casa y de otras muchas privaciones, el 90 por ciento de ellos tinenen una opinión muy buena de la vida y el 95 por ciento dice ser feliz.

En el debate también se ha analizado cómo afecta a los niños el hecho de que sus padres no puedan comprarles un teléfono de última generación, cuando ven que a su alrededor los demás sí lo tienen.

Tras recibir numerosos donativos por parte de instituciones y del público, entre ellos algunos de grupos leales, como los que acuden todos los años a su cita con la Reina en sus motos Harley Davidson, Doña Letizia aprovechó un momento de menor afluencia de donantes para acercarse a los fotógrafos que cubrían el acto y pedirles un donativo.

Doña Sofía, por su parte, ha estado acompañada en la mesa de la Puerta del Sol por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

En esta ocasión, Don Felipe no ha acudido a entregar sus donativos en las mesas que han presidido su esposa y su madre, ya que se encontraba en la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada, que visitaba por primera vez.

Toda la actualidad en portada
publicidad