El Rey junto al ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y los galardonados por la Cámara de Comercio Alemana en España, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid
El Rey junto al ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y los galardonados por la Cámara de Comercio Alemana en España, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid - EFE

El Rey: «Europa ha vivido con la UE el mayor periodo de paz y prosperidad de su historia»

Don Felipe anima a los empresarios alemanes a «seguir invirtiendo en España»

MadridActualizado:

El Rey ha afirmado en la noche de este jueves que «nuestro continente ha vivido, con la creación de la Unión Europea, el mayor periodo de paz, estabilidad y prosperidad de su historia», un hecho que «conviene recordar» en estos tiempos en los que «la economía internacional y europea se enfrenta a nuevos retos».

Don Felipe hizo esta afirmación ante las autoridades económicas y los más de 400 empresarios y directivos hispano-alemanes que asistieron a la cena conmemorativa del centenario de la Cámara de Comercio Alemana en España. Esta institución fue creada en 1917 por cuarenta empresarios y ahora agrupa a más de 1.100 compañías. Entre ellas, hay diez empresas a las que el Rey reconoció por mantener su actividad en nuestro país desde hace más de un siglo.

Ante todos ellos, Don Felipe afirmó que «Alemania y España son naciones amigas que comparten valores e intereses y que cuentan con una perspectiva similar a la hora de afrontar los retos globales y los desafíos que plantea la economía internacional». «Somos firmes aliados en la Unión Europea», agregó, «y hoy nuestros dos países coinciden en que el camino a seguir no puede ser otro que el de fortalecer las estructuras europeas y seguir impulsando una Europa abierta al comercio».

Un destino de alto valor añadido

Tras destacar la «positiva» realidad de las relaciones económicas hispano-alemanas, el Rey animó a los empresarios a «seguir invirtiendo en nuestro país». Según explicó, España es «un destino de inversiones de alto valor añadido», debido a su situación geográfica y su tradición histórica, que la convierten en plataforma para expandirse hacia el resto de Europa y hacia Iberoamérica.

Aunque Don Felipe animó a «pensar en nuevos proyectos beneficiosos para ambas partes», reconoció que las relaciones económicas hispano-alemanas son muy positivas. De hecho, Alemania «es el principal proveedor de España y nuestro segundo mejor cliente». En 2016 «las exportaciones españolas hacia Alemania alcanzaron más de 28.000 millones de euros, lo que supone la cifra más alta en toda la serie histórica», y desde 2010 «crecen ininterrumpidamente».

También destacó el Rey que las empresas alemanas establecidas en España «son historias de éxito empresarial» que dan empleo directo a 170.000 trabajadores, e indirecto a 750.000. Igualmente señaló que Alemania es «nuestro tercer mercado emisor de turistas», que en 2016 llegaron a superar los once millones de personas. Una cifra «verdaderamente impresionante -subrayó- pues significa que aproximadamente un 13 por ciento de la población alemana visitó España».

Antes de la cena, el Rey entregó los reconocimientos a las diez empresas de origen alemán con más de un siglo de actividad en España: Abelló Linde, Bayer Hispania, Carl Zeiss, Deutsche Bank, Deutz Spain, Grupo ThyssenKrupp, Osram Lighting/Ledvance Lighting, Pasch y Cía, Bosch España y Siemens.

Además, Don Felipe reconoció con tres medallas especiales al presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, y a los expresidentes de la Cámara Alemana Curt Wilmer y Francisco Belil, por impulsar las relaciones entre ambos países.En el acto, el Rey estuvo acompañado por el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. Por parte de Alemania, intervino la secretaria de Estado de Economía, Iris Gleicke.