Don Felipe recibió este lunes a Luis Guillermo Solís en el Palacio Real - EFE

El Rey elogia «la estabilidad democrática y prosperidad económica y social» de Costa Rica

Don Felipe y Doña Letizia ofrecieron un almuerzo en el Palacio Real a Luis Guillermo Solís y a su esposa, la madrileña Mercedes Peñas

MadridActualizado:

El Rey ha destacado este lunes en el Palacio Real que «Costa Rica ha sabido invertir en políticas sociales que reducen la pobreza y proveen servicios públicos como la sanidad y la educación» y ha afirmado que «su estabilidad democrática y su prosperidad económica y social, unida a un entorno de seguridad jurídica y apertura económica, han sido determinantes para atraer la inversión española en Costa Rica».

Don Felipe también ha elogiado «el respeto a la democracia y a las libertades de los individuos» y el compromiso de los costarricenses con «la resolución pacífica de controversias». El Rey no mencionó a Venezuela, pero hizo esta defensa de la democracia y de la solución pacífica de las controversias en unos momentos en los que se han avivado los enfrentamientos, incluso violentos, entre el Gobierno de Maduro y la oposición.

Don Felipe hizo estas afirmaciones durante el brindis del almuerzo que ofreció en el Palacio Real en honor del presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y de su esposa, la española Mercedes Peñas.

Entre los cien invitados al almuerzo, además de autoridades, empresarios y académicos de los dos países, se encontraban profesionales con un perfil menos habitual en las ceremonias de Estado, como el portero del Real Madrid, Keylor Navas; la campeona del mundo de halterofilia Lidia Valentín, la mejor árbitro de rugby femenino del mundo, que también es ingeniera de telecomunicaciones, Alhambra Nievas; la cantaora y pianista María Toledo, el guitarrista costarricense Manuel Alejandro, el docente David Calle, finalista al Global Teacher Prize (Mejor Profesor del Mundo); los vulcanólogos Ramón Ortiz y Nemesio Pérez y el biólogo del CSIC José García López, entre muchos otros.

Solís, que ha iniciado este lunes una visita oficial a España, animó a fortalecer aún más la relación entre los dos países, que en su opinión goza de «gran solidez, dinamismo y fuerza», pero que aún debería estrecharse más en áreas como el comercio, la inversión, la cultura y el mundo académico.

Don Felipe también señaló que España se ha convertido en el segundo inversor extranjero en Costa Rica, con una inversión media anual de 250 millones de dólares (227,19 millones de euros) y empresas presentes en "sectores estratégicos" como telecomunicaciones, seguros, energías renovables, infraestructuras, tratamiento de aguas y turismo. Además, el Rey destacó la importancia de la cooperación española con Costa Rica en áreas como la atención a la población migrante, y la lucha contra los efectos del cambio climático.