May celebra el desembarco empresarial español en el Reino Unido

«La escala de las inversiones demuestra que España sigue confiando en la economía británica», dice la premier británica

Corresponsal en LondresActualizado:

La visita de los Reyes al Reino Unido cobra este jueves carácter económico. El Rey se reúne esta mañana con empresarios españoles y británicos en Mansion House, en plena City de Londres, muy cerca de la sede del Banco de Inglaterra. El Reino Unido es el primer destino de la inversión exterior española y la británica es la tercera en España. Hay mucho en juego para las dos partes en las relaciones comerciales, que son favorables a España con un superávit de unos ocho mil millones.

Theresa May, que hoy almorzará con el Rey Felipe en su residencia del Número 10 de Downing Street, una líder débil en un país inquieto por los problemas de todo tipo que está suscitado el Brexit, aprovecha la visita de los soberanos españoles para intentar vender optimismo: «La magnitud de la inversión española en Gran Bretaña demuestra la confianza continua de España en la fortaleza de la economía del Reino Unido y demuestra que podemos y mantendremos la relación más cercana posible».

Los portavoces del Número 10 han destacado varias inversiones españolas en curso, por ejemplo que hoy se anunciará que el fabricante español CAF comenzará a construir trenes y tranvías en una nueva factoría en el Sur de Gales, en la que invertirá unos 40 millones de euros y que creará 300 empleos. Sacyr abrirá pronto una nueva oficina en las cercanías de la estación de Victoria, al lado de Buckingham. El aeropuerto de Luton, que gestiona la compañía pública española Aena, presidida por José Manuel Vargas, tiene en marcha una inversión de 113 millones de euros, que incrementará su capacidad un 50% y le permitirá alcanzar los 18 millones de viajeros y crear miles de empleos. La firma española Gonvarri construirá una fábrica de de 30 millones de euros en Oldbury, en el Norte de Inglaterra. También se destaca la reciente apertura de clínicas de fertilidad del IVI en Londres y las West Midlands.

May destacará hoy que la relación entre los dos países «se ha construido durante siglos con profundos lazos de historia compartida, valores e intereses». Recordará que se trabaja estrechamente en materias como seguridad y cooperación militar y académica.

Por su parte el ministro de Comercio del Reino Unido, el euroescéptico Liam Fox, además de celebrar el intercambio económico rendirá tributo al heroísmo de Ignacio Echeverría en el atentado yihadista del Borough Market.

Tras la reunión empresarial, los Reyes se verán con la comunidad española en la Embajada de España, en el exclusivo barrio de Belgravia. A continuación visitarán la abadía de Westminster, con el Príncipe Harry como anfitrión, que les mostrará, entre otros puntos de interés del templo de las bodas y coronaciones reales, la tumba de Leonor de Castilla, hija de Alfonso VIII de Castilla y su mujer, la reina inglesa Leonor Plantagenet.

Los Plantagenet fueron la extinguida dinastía sustituida con el tiempo por los hoy llamados Windsor, cuyo apellido se inventó en la Primera Guerra Mundial para evitar sonoridades germánicas que podían molestar al público inglés en pleno esfuerzo bélico contra los alemanes. El príncipe Harry debuta en una visita de Estado, dentro del plan que cada vez le va otorgando mayor protagonismo en la Casa Real tras una juventud un tanto despendolada.

La jornada de hoy se cerrará con una cena de gala en la City.