Los Reyes constituyen la Comisión del V centenario de la primera vuelta al mundo - CASA DEL REY

Empiezan los preparativos para celebrar los 500 años de la primera vuelta al mundo

El Rey destacó que «el primer hito global de la humanidad» lo protagonizó España

MadridActualizado:

Este jueves empezaron en el Palacio de La Zarzuela los preparativos para conmemorar una de las hazañas de la que los españoles pueden sentirse más orgullosos: la primera vuelta al mundo que emprendieron en 1519 los navegantes Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Todo parece indicar que el quinto aniversario de este acontecimiento científico, que confirmó la redondez de la Tierra, no pasará inadvertido, como ha ocurrido con otras grandes gestas.

Los Reyes presidieron una reunión en la que quedó constituida la Comisión Nacional para la conmemoración de los 500 Años de la Primera Vuelta al Mundo, que será la encargada de organizar los actos, y Don Felipe destacó que «el primer hito global de la Humanidad» lo protagonizó España.

La histórica expedición fue promovida por la Corona de España con el objetivo de encontrar una nueva ruta hacia las islas de las Especias. El entonces joven Rey Carlos I nombró al navegante portugués Fernando de Magallanes «gobernador, adelantado, capitán general de la Armada para el descubrimiento de la especería», y el marino partió de Sevilla el 10 de agosto de 1519 al mando de cinco naves y 265 hombres, de los cuales el 64 por ciento eran españoles y el resto de nueve nacionalidades diferentes.

Una hazaña descomunal

Tres años después, el 6 de septiembre de 1522, solo regresó a Sevilla una de las cinco naves, la «Victoria», capitaneada por el marino vasco Juan Sebastián Elcano junto a otros 17 supervivientes hambrientos, enfermos y exhaustos. Habían conseguido realizar la descomunal hazaña de dar la vuelta al mundo por primera vez: partieron hacia Occidente y regresaron por Oriente. Además, traían un cargamento de especias tan valioso que cubría todos los gastos de la expedición y dejaba 346.220 maravedíes de beneficio.

La travesía les llevó de Sanlúcar de Barrameda a Tenerife, las costas de Sierra Leona, Río de Janeiro, el Río de la Plata (entonces conocido como Río de Solís), la Patagonia, la Tierra del Fuego y el Estrecho (que después se llamó de Magallanes), el Pacífico y las islas Marianas, las islas Filipinas, Sumatra y las Molucas, el cabo de Buena Esperanza y las islas Cabo Verde para retornar a Sevilla.

Durante la travesía, los navegantes sufrieron todo tipo de penalidades, como tempestades y calmas chichas, hambre, escorbuto, combates y motines. La nave «Santiago» naufragó en la Patagonia. La «San Antonio» se amotinó, abandonó al resto de la expedición en el Estrecho y regresó a España. El propio Magallanes perdió la vida en un enfrentamiento con los indígenas de Filipinas, y los navegantes que sobrevivieron hasta ese momento prendieron fuego a la «Concepción» para repartirse entre las dos naves restantes: la «Trinidad», que cambió el itinerario previsto y fue apresada por los portugueses, y la «Victoria», que logró consumar la proeza.

En la reunión de La Zarzuela, Don Felipe también afirmó que esta conmemoración «es una magnífica oportunidad para proyectar la imagen actual de España en el exterior; como país que ha cubierto en las últimas décadas uno de los periodos más intensos de modernización, apertura e influencia en la escena internacional».

Incentivos fiscales

A la reunión asistieron, además de los Reyes, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; los ministros de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo; de Defensa, María Dolores de Cospedal; de Interior, Juan Ignacio Zoido, y de Hacienda, Cristóbal Montoro, entre otras autoridades civiles y militares. Esta conmemoración tiene carácter de «acontecimiento de excepcional interés público», por lo que ofrece incentivos fiscales que pueden llegar al 90 por ciento de la inversión. Así se anima al sector privado a participar en el proyecto.