Salvaje agresión a dos guardias civiles en Tenerife

Fueron reducidos por una veintenta de personas. Hay dos detenidos por presunto estrangulamiento y agresiones

Santa Cruz de TenerifeActualizado:

Dos varones han sido detenidos en Tenerife acusados de haber presuntamenme agredido a dos agentes de la Guardia Civil. Es por ser presuntas autoras de un delito contra agentes de la autoridad la madrugada del domingo Buenavista del Norte. En concreto, por un brutal intento de agresión a los agentes.

Uno de los guardias civiles fue atacado por la espalda y sujetado «por el cuello desde atrás haciendo fuerte presión cayendo ambos al suelo». Al agente tuvo «problemas de respiración al ser estrangulado entre 30 y 45 segundos», indica el diario local «laopinion.es».

Rodeados

Una veintena de personas increpó a los guardias civiles. «Durante media hora un agente que sufrió el estrangulamiento apenas pudo moverse por el fuerte dolor, parte de presentar una lesión en la rodilla izquierda tras ser pateado», afirma la misma fuente editorial.

Las fuentes han indicado que esas dos personas tuvieron un comportamiento agresivo con los dos guardias civiles y han añadido que no pueden facilitar más información debido a que se han abierto diligencias judiciales, informa Efe.

El periódico insular indica que los agentes fueron agredidos «tras ser rodeados por un grupo de personas cuando trataban de arrestar a dos de esos ciudadanos».

Agresivos

De acuerdo con la versión del diario, se les gritaba «abusadores» y «cabrones». Los agentes observaron en las proximidades de la estación de guaguas de Buenavista a dos varones y, cuando quisieron identificarlos, uno de ellos se negó y se colocó detrás de un guardia civil de manera «intimidatoria».

Esta persona sujetó por el cuello y por detrás al agente, que fue rescatado por su compañero, el cual colocó los grilletes al presunto agresor. Un varón, identificado como C.M.L.M., que salió de un local próximo, increpó a los agentes y arremetió contra ellos, mientras que el hermano del citado golpeó a uno de los guardias.