Canarias

La planta de gas de Tenerife, pendiente de Madrid

Enagás espera desde julio una orden ministerial para iniciar la inversión en Granadilla, cifrada en 300 millones

José Rafael Díaz Hernández, director del puerto de Tenerife, en unas jornadas sobre GNL
José Rafael Díaz Hernández, director del puerto de Tenerife, en unas jornadas sobre GNL - JCDL
R.L.P. - @ABC_Canarias Las Palmas De Gran Canaria - Actualizado: Guardado en: Canarias

El presidente de Enagás, Antonio Llardén, ha señalado este martes que esperan contar con la orden ministerial necesaria para comenzar las obras de construcción de la regasificadora Tenerife a final de este año.

En una conferencia con analistas con motivo de la presentación de resultados hasta septiembre, Llardén ha recordado que, tras obtener en julio la autorización ambiental, el Ministerio de Industria trabaja en el borrador de orden ministerial para la autorización administrativa.

Sin Gobierno esta orden no sale adelante, ha explicado Llardén, que confía que la situación se desbloquee antes de final de año y que se apruebe para arrancar así las obras. La planta, con una inversión que ronda los 300 millones de euros, se construirá en los próximos tres ejercicios con el objetivo de que esté operativa en 2020.

Las plantas que hay proyectadas en Canarias, que las pidieron las autoridades de las islas a Bruselas, las de Arinaga, en Gran Canaria, y Granadilla de Abona, en Tenerife, son las únicas de la UE que, con fondos comunitarios, que se encuentran paralizadas por procedimientos administrativos. En Granadilla hay un nuevo alcalde, de Coalición Canaria, que ha dicho ya que está en contra del proyecto.

Tenerife lleva esperando por la planta de GNL de Granadilla desde 1988. Tendría cobertura para 150.000 metrtos cúbicos. El pasado mes de diciembre, el presidente de Puertos de Tenerife, Ricardo Melchior, dijo que "estamos muy implicados" en poner la planta del sur de la isla.

La planta francesa y la polaca de Swinoujscie, junto a las de Tenerife y Gran Canaria, forman parte de la agenda estratégica de la UE en cuanto a cubrir la capacidad anual de regasificación en Europa, que debería ser de 221 millones de metros cúbicos al año de 2019. Ese año, el Reino Unido completará su salida de la UE.

Una de esas plantas, Swinoujscie, en Polonia, ya ha comenzado a funcionar entre el pasado mes de junio. El verano pasado lo también hizo la francesa de Dunkerque, controlada por EDF, donde se practican deportes deslizantes como el kitesurf.

Los expertos consultados por ABC en las islas apuntan que la salida británica de la UE beneficia a las opciones de implantación de GNL en las islas porque la base donde se negocia el gas en la UE, el NBP generará un descenso de precios. Es decir, el centro de decisión sobre precios del gas pasaría a Holanda, a través de la TTF, creada como alternativa a la plataforma británica en 2002 y que operará en euros, no en libras.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios