Canarias

Llegan a Canarias tres tripulantes y dos niños de la regata ARC, rescatados por hundirse su velero

El buque científico británico James Cook evita la tragedia a 340 millas al suroeste de Gran Canaria

El velero hundido, Noah
El velero hundido, Noah - ABC
R.L.P. - @ABC_Canarias Las Palmas De Gran Canaria - Actualizado: Guardado en: Canarias

Cinco personas, tres tripulantes y dos niños, han sido rescatados por el buque de investigación oceanográfica James Cook del Reino Unido al sur de Gran Canaria producto de un hundimiento, según confirmaron este viernes a ABC diversas fuentes.

Al igual que ocurrió el pasado año con el Magritte en la ARC, que era británico, a causa del hundimiento quizás nunca se sepa. La tripulación del velero Noah es alemana. El Noah ya está a 4.000 metros de profundidad.

Tanto Alexander Grefrath, su esposa, Alexandra, sus dos hijos de 12 y 10 años, y el miembro de la tripulación, Jörg Zeibig, sufrieron una avería en el velero, de aluminio y diseñado por Beckemeyer. Grefrath y su tripulación fueron rescatados a unas 340 millas al suroeste de Gran Canaria. Los niños están bien. Han regresado a Canarias jugando a la PS3 jugado con sonido envolvente en el buque James Cook, según confimó a ABC una fuente de la tripulación.

Grefrath emitió una llamada de socorro cuando el nivel del agua había aumentado por encima del nivel de las baterías y las bombas eléctricas ya no estaban funcionando. La tripulación era incapaz de controlar el flujo de agua con bombas manuales.

La alerta se recibió en Tenerife y en una serie de veleros de la regata ARC: Ocean Dream, White Satin, Step by Step. Estos veleros de la regata cambiaron su rumbo para ayudar; pero el buque James Cook aceptó prestar asistencia a la embarcación cuando estaba estudiando el manganeso con sus submarinos robotizados frente a las costas del Sáhara occidental.

El buque James Cook marcó rumbo a Santa Cruz de Tenerife. Grefrath confirmó a ABC que se encuentran a salvo en Tenerife y destacó que en todo momento la situación fue normal y no hubo pánico. El uso profesional de las comunicaciones VHF les ha salvado.

Las pautas de seguridad de ARC ayudó a vencer al miedo, máxime con la presencia de menores. Cuando el James Cook se ubicó en la zona, el velero Noah desplegó su balsa de emergencias y realizó la operación de rescate. El resto de veleros de la regata ARC se mantuvieron cerca a la espera de terminar la operación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios