La gran historia de Mamerto Cabrera, el fundador de Cicar, líder canario del alquiler de coches

Decidió cerrar su carpintería y lanzarse al turismo. De cinco vehículos en 1957 en Lanzarote a una flota en toda Canarias y Península de más de 11.000 coches y 1.500 trabajadores

Las Palma de Gran CanariaActualizado:

La llegada a Lanzarote de la desalación del agua, primer lugar de España donde se comenzó a producir, llevó consigo una revolución en el negocio del turismo. No todo eran construir hoteles. También dotar a Lanzarote de infraestructuras y servicios. Un hecho en el que el admirado internacionalmente César Manrique ayudó a configurar la calidad de la oferta natural de la isla.

Los turistas que llegaban a la isla a establecimientos emblemáticos como Los Fariones, dirigido por Bienvenido Saavedra, pero con capitales que procedían de negocios como el pescado del Sáhara impulsó al capital lanzaroteño en sectores estratégicos como la automoción.

Uno de esos visionarios fue Mamerto Cabrera, que era carpintero. Con apenas cinco unidades de la marca Seat, comenzó a alquilar coches para los turitas. Hoy es un imperio familiar en las islas.