José L. Jiménez - Tribuna Abierta

Arena del Cretácico José L. Jiménez

Es extraño tanto movimiento en la Bolsa de Londres sobre el negocio del petróleo en Mauritania si se tiene en cuenta el bajo precio del crudo y que en ese país tan seco son la mar de lentos para las autorizaciones

José L. Jiménez - @jljimenez Las Palmas De Gran Canaria - Actualizado: Guardado en: Canarias

Las cosas en Mauritania caminan como caminan. Este lunes, algunos analistas cambiaron su precio objetivo en la Bolsa de Londres, deben estar aburridos con el Brexit, sobre las acciones de Sterling Energy. La recomendación es "comprar fuerte". Cosas del mercado. Se trata de una empresa ubicada en Mauritania. Hay que estar despistado para creer que en ese país la velocidad sirve para algo. Comprar fuerte viene a ser como comprar rápido. Obviamente, algún anuncio importante hay. O habrá. El proyecto más importante es de Mauritania. Una cuadrícula de 17.650 kilometros cuadrados que, en el mar, tiene hasta 3.000 metros de profundidad.

Sterling tiene intereses económicos en el campo Chinguetti a través de un acuerdo de financiación con el ente público de petróleo mauritano. La producción bruta prevista es de 5.000 barriles por día. Es extraño el movimiento si se tiene en cuenta que el bajo precio del petróleo y que las conversaciones con Mauritania todavía no se han cerrado. Bueno, en realidad, nunca se cierran en eso que se llama "interés por ponerse de acuerdo sobre un plan de seguro, rentable y técnicamente sólido".

Entre los efectos colaterales de tanto movimiento, estos días se ha sabido que Chariot Oil & Gas, que tiene una serie de intereses cerca de Canarias, ya controla el 55% de la licencia para explorar el bloque C-19 en alta mar en Mauritania. Previamente, se hizo con el 100% de los certificados de diversos bloques en el país. En el caso de las operaciones cercanas a Canarias, no todo depende de la estabilidad institucional que haya en la costa africana para que estas empresas ubiquen en las islas sus operaciones. También depende de los carbonatos jurásicos y de la arena del Cretácico que contienen gran parte de los hidrocarburos que señalan los estudios sísmicos. Poca calidad. Dicen.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios