Baleares

Jaume Matas se sentará de nuevo en el banquillo por otras dos piezas del caso Palma Arena

Hasta el momento, el expresidente balear ha sido condenado ya en dos causas vinculadas a la investigación sobre la construcción del velódromo

Jaume Matas llega a los juzgados de Palma el pasado mes de enero
Jaume Matas llega a los juzgados de Palma el pasado mes de enero - Reuters

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha dictado este lunes sendos autos de apertura de juicio oral contra el expresidente balear Jaume Matas y contra el ex director general de Deportes José Luis «Pepote» Ballester, en relación a las piezas separadas número 8 y número 9 del caso Palma Arena. En dichas piezas se investigaba el proceso de adjudicación de las obras del velódromo del mismo nombre.

En la pieza separada número 8, Castro ha abierto juicio oral contra Matas y contra Ballester por un presunto delito de prevaricación, otro de fraude a la Administración y otro de falsedad documental. Por lo que respecta a la pieza separada número 9, los delitos que se imputan a los dos son los de prevaricación y fraude a la Administración. En ambas piezas son parte acusadora el Ministerio Público y la Abogacía de la Comunidad Autónoma.

Las dos piezas citadas hacen referencia a los hechos supuestamente delictivos que, según el relato de las acusaciones, se habrían producido en el proceso de adjudicación de las obras del velódromo Palma Arena, un espacio que albergó el Campeonato Mundial de Ciclismo en Pista de 2007. La contratación del proyecto se realizó a través de la Fundación Illesport, que solicitó al Govern que aportase un total de 46,4 millones de euros.

Matas ya ha sido condenado varias veces por el caso Palma Arena. Una vez pasó 9 meses en prisión y la otra tuvo que pagar 9.000 euros

Por otra parte, Castro ha dictado también este lunes un auto de sobreseimiento provisional de la pieza separada número 15, al no haber formulado acusación ni la Abogacía de la Comunidad Autónoma ni la Fiscalía. Dicha pieza versaba sobre la subcontratación de materiales de construcción para el velódromo a una empresa vinculada al entonces director ejecutivo del área de Deportes del Consell de Mallorca, sin que se hayan detectado por parte de las acusaciones indicios delictivos en tal actuación.

Hasta el momento, el expresidente balear ha sido condenado en dos de las piezas del caso Palma Arena ya juzgadas y resueltas. En un caso, debió cumplir una condena de nueve meses y un día de cárcel por tráfico de influencias, en concreto por favorecer a un amigo periodista con una subvención, mientras que en el otro caso debió abonar 9.000 euros de multa por cohecho, al considerar el jurado que había presionado a un hotelero para que contratase a su esposa, Maite Areal.

Por otra parte, cabe recordar que Matas fue uno de los 17 acusados que recientemente se sentaron en el banquillo en el juicio del caso Nóos, cuya sentencia se dará a conocer a finales de este año. El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach rebajó la petición inicial de pena, que era de 11 años de prisión, y la redujo a cinco años, al aplicar las atenuantes de colaboración con la Justicia y reparación del daño.

Por lo que respecta a la citada pieza separada número 8 del caso Palma Arena, la pasada semana Horrach pidió en su escrito de acusación dos años de cárcel para Matas por la contratación, sin concurso previo, del primer arquitecto del velódromo, Ralph Clemens Alexander Schürmann. El fiscal también solicitó idéntica pena para el expresidente balear en relación a la pieza separada número 9, en concreto, por la contratación «a dedo», por casi 8,6 millones de euros, de los dos arquitectos que continuaron el proyecto, los hermanos García Ruiz. En esta última causa, Horrach también pide que Matas devuelva a las arcas públicas más de 800.000 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios