Baleares

Armengol, en una fosa con víctimas republicanas: «Son los huesos de la justicia, la libertad y la democracia»

La presidenta balear acude al cementerio del municipio mallorquín de Porreres para reivindicar la memoria histórica

Francina Armengol, junto a otros representantes políticos, en el cementerio de Porreres (Mallorca)
Francina Armengol, junto a otros representantes políticos, en el cementerio de Porreres (Mallorca) - Twitter

La presidenta del Gobierno balear, la socialista Francina Armengol, ha visitado este sábado el cementerio del municipio mallorquín de Porreres, en donde el pasado miércoles se iniciaron los trabajos de exhumación de la fosa común del citado camposanto. Se estima que en dicho espacio podría haber enterradas más de cien víctimas de la Guerra Civil, todas ellas de filiación republicana. La mayor parte de dichas personas fueron ejecutadas entre septiembre de 1936 y finales de 1938.

Se trata de la primera exhumación que tiene lugar en el Archipiélago después de que el Parlamento balear aprobase el pasado mes de mayo, por unanimidad, la denominada inicialmente Ley de Fosas. La denominación definitiva pasó a ser la de Ley para la recuperación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y el Franquismo. El cambio de nombre, propuesto por el PP, fue aceptado por todos los grupos, tanto por los que conforman el actual tripartito como por los que integran la oposición. De ese modo, la nueva ley contó con los votos a favor no sólo del PSOE, la coalición econacionalista MÉS y Podemos, sino también del PP, Proposta per les Illes y Ciudadanos.

Según ha explicado este sábado a los medios el doctor Francisco Etxeberria, antropólogo forense que dirige las labores de exhumación, se está trabajando en estos momentos en cuatro nichos diferentes. Hasta el momento han sido recuperados ya 15 cadáveres. Junto a los restos se han encontrado, entre otros objetos, zapatos, botones, monedas, un crucifijo o diversos proyectiles. El equipo de Etxeberria está conformado por forenses, antropólogos, arqueólogos y voluntarios.

«Estos enterramientos fueros cortados para hacer los cajones de dos metros de largo, para enterrar a los republicanos», ha explicado Etxeberria ante uno de los nichos. En ese contexto, también ha indicado que «podemos imaginar al enterrador, que aun cuando él sería consciente de que aquí había enterramientos, sin embargo hizo los agujeros más grandes y cortó cuerpos que estaban ahí de tiempo atrás».

Han acompañado a Armengol durante su visita a la fosa común de Porreres diversos representantes institucionales, entre ellos el presidente del Consell de Mallorca, el econacionalista Miquel Ensenyat, o el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, el también econacionalista Biel Barceló, así como alcaldes de varios municipios de la isla.

«Estos huesos son los huesos de la justicia, de la libertad, de la democracia y de toda aquella gente que nos hizo sentir muy orgullosos en el pasado», ha dicho Armengol, para añadir: «Les queremos devolver, justamente desde las instituciones, el papel magnífico que tuvieron, aunque fuese con su propia muerte». En esa misma línea se ha expresado Ensenyat, quien ha señalado que «no se trata de abrir antiguas heridas, se trata de cerrar las que hay abiertas».

Por su parte, la presidenta de Memoria de Mallorca, Maria Antònia Oliver, se ha pronunciado también sobre las exhumaciones iniciadas esta semana. «Sólo puedo decir que cuando veo a las familias, que han luchado tanto, que han sufrido tanto, que han padecido tanto, cuando abrimos las fosas todo ese dolor sale fuera», ha recalcado.

La Ley para la recuperación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y el Franquismo establece que el Gobierno balear se encargará de la localización e identificación de las aproximadamente 2.000 personas desaparecidas durante ambos periodos históricos. En los casos en que sea posible, se procederá también a la recuperación de sus restos. Además, en colaboración con los ayuntamientos y los consejos insulares, se pretende proteger y preservar las fosas de las dos épocas citadas. Se calcula que podría haber unas 56 fosas en total en Baleares.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios