Tribunales

Un turolense, condenado por querer irse de juerga en medio de una mudanza

Su pareja se lo recriminó y él se encaró contra ella en una fuerte discusión que le ha valido una condena por maltrato

ZaragozaActualizado:

Un turolense ha sido condenado a 44 días de trabajos de la comunidad, a alejarse de su pareja y a dejar el piso que compartían, tras la violenta discusión que protagonizó por empeñarse en irse de fiesta en medio de una mudanza.

Los hechos ocurrieron en la tarde del pasado sábado, 9 de septiembre, y la acalorada discusión dio de sí para que el hombre acabara sentándose en el banquillo acusado por la Fiscalía de un delito leve de malos tratos.

El juicio se ha celebrado con celeridad y la sentencia acaba de ser dictada de conformidad. Es decir, ha sido aceptada por el acusado, Manuel S.M., quien durante la discusión zarandeó e insultó a su pareja, provocándole unas pequeñas lesiones en dos de sus dedos.

El mismo fallo explica que la discusión comenzó cuando el acusado manifestó a su pareja, en plena mudanza, que quería irse de fiesta. Ella se lo recriminó, y ahí arrancó la trifulca que acabó en zarandeo y con él condenado.

Se le ha impuesto una pena de 44 días de trabajos en beneficio de la comunidad, se le ha prohibido acercarse a menos de 200 metros de su pareja durante ocho meses y tampoco se podrá comunicar con ella por ningún medio. La orden de alejamiento le ha supuesto también dejar de el piso que compartía con su pareja.

La sentencia fue emitida este lunes por el titular del juzgado de Primera Instancia número tres de Teruel, Jerónimo Cano Lasala.