Economía

Teruel se lanza a por el gigantesco negocio mundial del desguace de aviones

El aeropuerto turolense competirá por los 15.000 aviones que se desmantelarán en todo el mundo en los próximos 20 años

Avión entrando en un hangar del aeropuerto industrial de Teruel
Avión entrando en un hangar del aeropuerto industrial de Teruel
R. P. Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Los aviones no solo son una fuente de negocio cuando vuelan. No solo son fuente de riqueza para los aeropuertos en los que aterrizan y despegan durante su vida comercial. También lo son cuando «mueren», cuando acaban desechados por viejos y tienen que ser desguazados.

Este es un negocio que mueve cantidades multimillonarias cada año en todo el mundo. Y no son muchos los lugares preparados para el desmantelamiento controlado de aeronaves. En Europa destacan dos puntos: Tarbes, en el sur de Francia; y Teruel.

En ambos enclaves opera Tarmac, empresa filial del gigante de la industria aeronáutica europea Airbus y especializada en mantenimiento de aviones y en desguace y reciclado de componentes cuando quedan fuera de uso.

Esta última actividad la concentra actualmente en Tarbes de forma principal. Pero en Teruel opera desde hace unos años y apuesta por hacerlo más en el futuro. Para disponer de más margen de maniobra ha llamado a las puertas de los dueños del aeropuerto turolense, el Gobierno aragonés y el Ayuntamiento de Teruel. Les ha pedido que inviertan en la instalación del imprescindible sistema de iluminación de pistas para que el aeropuerto esté operativo las 24 horas del día, para que puedan despegar y aterrizar aviones de noche o en condiciones meteorológicas adversas que limitan severamente la visibilidad.

Gobierno aragonés y Ayuntamiento de Teruel han recogido el guante. Lo hicieron este martes, durante la visita que hicieron a la planta de Tarmac en Tarbes el consejero aragonés de Ordenación del Territorio, José Luis Soro (CHA), y la alcaldesa de Teruel, Emma Buj (PP).

Soro y Buj están convencidos de que mejorar la operatividad del aeropuerto de Teruel erá rentable, habida cuenta de las perspectivas de negocio que se dan en el campo del desguace y reciclado de aeronaves.

Según informes que maneja el Gobierno aragonés, en los próximos 20 años se desmantelarán en todo el mundo del orden de 15.000 aviones. Y eso es un tremendo negocio para el que Teruel quiere estar preparado.

El aeropueto de Teruel entró en servicio en el año 2013. Fue promovido por el Gobierno aragonés, con la participación del Ayuntamiento de Teruel. Desde el primer momento se concibió como un aeropuerto industrial, no para el tráfico ni de viajeros ni de mercancías. Y el proyecto empezó adar frutos desde el primer día en el campo del mantenimiento de aeronaves.

Tiene la condición de aeropuerto para vuelos internacionales. A él llegan para «reposar» aeronaves que operan en todo el mundo. Y quiere que cada vez sean más, porque es un negocio que ya ha permitido crear un buen número de nuevos empleos en Teruel.

La instalación del sistema de iluminación de pistas iría en esa dirección. La alcaldesa Emma Buj se muestra partidaria de acometer este tipo de inversiones, porque -dice- constituirían un avance «muy importante para el futuro del aeropuerto y el mantenimiento de sus operaciones las 24 horas del día».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios