Carreteras

Tarragona, Teruel y Cuenca se alían en busca de una autovía común hacia Madrid

Reivindican que el Estado asuma la conversión en autovía de la N-211

Teruel arrastra un profundo déficit en infraestructuras de comunicaciones
Teruel arrastra un profundo déficit en infraestructuras de comunicaciones - Fabián Simón
R. P. Zaragoza - Actualizado: Guardado en: España Aragón

Las diputaciones provinciales de Tarragona, Teruel y Cuenca han creado un frente común para reclamar la construcción de una nueva autovía que conecte Madrid con el Mediterráneo a través de estas provincias. Consideran que es preciso por una cuestión de necesidad viaria, pero también como revulsivo para atajar la sangría demográfica que sufren las comarcas por las que discurriría el pretendido trazado.

Responsables de las tres diputaciones han escenificado ya esa alianza con una primera reunión que han mantenido esta semana en Teruel y que se verá continuada por una batería de acciones institucionales y ante el Ministerio de Fomento.

Lo que persiguen es que el Estado asuma la conversión en autovía de la N-211, un trazado que uniría Tarragona con Alcolea del Pinar (Guadalajara), localidad en la que conecta con la A-2 Madrid-Zaragoza. En total, más de 350 kilómetros con los que, entre otras cosas, dar respuesta a la vieja reivindicación turolense de conseguir una conexión directa con Madrid por autovía, algo de lo que sigue careciendo tras años de proyectos descartados o enterrados. De hecho, la conversión en autovía de la N-211 que ahora se vuelve a reividicar ya se barajó hace años, lo prometió el Gobierno en la etapa de Rodríguez Zapatero, pero nunca se llevó a cabo.

El presidente de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, insiste en que esta provincia está muy necesitada de infraestructuras que la saquen del ostracismo socioeconómico en el que lleva sumida desde hace décadas. Esta autovía que ahora reclama junto con sus homólogos de Cuenca y de Tarragona sería -subraya- muy importante para comarcas turolenses como las Cuencas Mineras, y beneficiaría directamente a otras como el Maestrazgo o el Bajo Martín. La autovía que ahora reclaman «es la única infraestructura que podría salvar a todas estas comarcas», insiste Millán.

Toda la actualidad en portada

comentarios