Gasto público

Remiendo de urgencia en el presupuesto de Zaragoza para poder pagar la luz

El alcalde Santisteve se había quedado sin fondos para abonar casi un millón de euros del alumbrado público

Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza por la coalición ZEC (Podemos-IU)
Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza por la coalición ZEC (Podemos-IU) - Fabián Simón
R. P. Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha tenido que remender las cuentas municipales para, entre otras cosas, poder pagar la factura del alumbrado público de la capital aragonesa. El presupuesto municipal que aprobó para este año el gobierno municipal de ZEC (Podemos-IU) se cuadró a costa de consignar menos dinero del que en realidad necesitan varias partidas de gastos, entre ellas la de la luz.

Al Ayuntamiento le faltaban 904.000 euros para poder pagar la factura del alumbrado público de este año. Y al final el dinero lo ha sacado Santisteve alargando el vencimiento de parte de los créditos que arrastra el Consistorio como socio de la ruinosa sociedad pública ZAV (Zaragoza Alta Velocidad).

La deuda de ZAV no se reduce, sino que se aplaza. Exactamente la operación se ha realizado sobre préstamos pendientes de pago por valor de 81 millones de euros. Esta empresa pública tenía que devolverlos el año que viene, pero ha renegociado con las entidades financieras para que se los prorroguen hasta el año 2025, lo que le supondrá un sobrecoste de 7,5 millones de euros en intereses, según ha reprochado el concejal socialista Javier Trívez. De las cuentas de ZAV responde el Ayuntamiento al ser uno de sus accionistas principales. Tiene el 25% del accionariado, igual que el Gobierno aragonés, mientras que el Estado ostenta el 50%.

La deuda le costará más, pero el Ayuntamiento tendrá más años para pagar la parte que le toca poner por esos créditos. A corto plazo le permite liberar dinero que, de otra forma, tendría que haber dedicado obligatoriamente a sufragar ese endeudamiento.

Y ese dinero que le queda de margen ahora es el que aprovecha para hacer frente a los costes de servicios públicos que dejó infradotados en sus presupuestos municipales. Entre ellos, el de la luz pública de la ciudad.

Además, el remiendo que ha hecho al presupuesto municipal cuando está apunto de acabar el año le permitirá dedicar otros 1,5 millones de euros que también le faltaban este año para pagar el mantenimiento de los pabellones deportivos municipales. Y otros 812.000 euros para «rescatar» la empresa pública Zaragoza Alta Velocidad (ZAV), que necesita una ampliación de capital para evitar su disolución.

La modificación presupuestaria que acaba de sacar adelante el alcalde Santisteve ha contado con el respaldo de todos los grupos políticos municipales, ante la urgencia de cubrir gastos que habían quedado infradotados en las cuentas que aprobó ZEC a principios de año. Solo el PP ha puesto reparos a esta modificación presupuestaria, por considerar que hay dudas legales sobre la posibilidad del Ayuntamiento de aportar esos 812.000 euros a la ampliación de capital de ZAV.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios