Sociedad

La preocupante «combustión espontánea» de los autobuses urbanos de Zaragoza

El rosario de incendios en plena ruta evidencia la vejez de los vehículos y la necesidad de renovarlos

Autobús ardiendo en plena calle, el pasado fin de semana, en Zaragoza
Autobús ardiendo en plena calle, el pasado fin de semana, en Zaragoza - @IsabelIniesta
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Los viajeros que se suben a los autobuses urbanos en Zaragoza han empezado a afinar el olfato, por si tienen que detectar de forma precoz que el vehículo está ardiendo. Es un runrún creciente, después de meses en los que el servicio del transporte urbano ha encadenado una nada despreciable lista de autobuses que han ardido en plena ruta.

El asunto ha puesto en evidencia la vejez de una buena parte de la flota del servicio municipal del bus en la capital aragonesa. Una vejez que, de paso, ha ayudado a reavivar la tensión entre trabajadores y dirección de la empresa concesionaria (Auzsa), con el gobierno municipal de ZEC (Podemos e IU) de por medio. Todo esto un año después de la huelga de conductores que batió récords de duración: más de cuatro meses de paros.

En lo que va de año han ardido diez autobuses del servicio municipal de Zaragoza. Sale a una media de casi un al mes. El último que entró en «combustión espontánea» quedó varado el pasado domingo cuando circulaba por la Plaza Mozart de la capital aragonesa.

En todos los casos la situación ha sido casi idéntica: cuando el autobús está en ruta empieza a desprender olor a quemado, aparece el humo y se hacen visibles las llamas. A partir de ahí, lo lógico: parar, abrir las puertas y desalojar el vehículo ante la sorpresa -y a menudo estupor- de viajeros y observadores a pie de calle.

El gobierno municipal reconoce lo obvio, que lo que está ocurriendo evidencia que es preciso darle un empujón a la renovación de la flota. Y se mira a Auzsa, contrato en mano, porque la concesión obliga a la empresa a sustituir todos aquellos autobuses que han cumplido 16 años.

Eso sí, a la hora de dar cifras sobre cuántos vehículos están funcionando pese a haber «caducado» por viejos, las distintas partes no se ponen de acuerdo.

Desde el gobierno municipal se anuncia que la próxima semana Auzsa incorporará 22 nuevos vehículos para sustituir a otros tantos que han cumplido 16 años. Desde los sindicatos, sin embargo, aseguran que la cifra está lejos de cumplir lo establecido en el contrato, porque aseguran que actualmente hay funcioanndo 36 autobuses que ya tienen más de 16 años. La dirección de la empresa, sin embargo, dice que la cifra dada por los sindicatos no es correcta.

Mientras tanto, la «combustión espontánea» de los autobuses de Zaragoza sigue dando que hablar. Hace meses se especulaba con que las altas temperaturas del verano estaban detrás de la cascada de incendios en ruta que se produjeron en los meses estivales. Sin embargo, hace tiempo que el calor extremo pasó, el frío ha empezado a instalarse y el fuego también ha hecho acto de presencia entre las chapas de los autobuses.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios