Patrimonio histórico

Preocupación por el deterioro del histórico convento de las Salesas de Calatayud

El PSOE urge al gobierno municipal a encargar un estudio técnico sobre el estado del edificio

El antiguo convento de las Salesas fue construido en el siglo XIX
El antiguo convento de las Salesas fue construido en el siglo XIX
R. P. Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

El deterioro sigue avanzando de forma cada vez más preocupante en el histórico convento de las Salesas de Calatayud, un conjunto edificado en el siglo XIX y que está abandonado desde hace 16 años, cuando se marcharon las últimas monjas que lo habitaban.

El estado de conservación es preocupante y ha llevado al PSOE a pedir al gobierno municipal del PP que actúe para evitar que pueda acabar en una ruina irreversible. La concejala de Urbanismo, la popular Mercedes Sarrate, ha indicado que «se seguirá estando vigilante» para velar por la conservación de este conjunto, pero ha recordado que la legislación limita la capacidad del ayuntamiento ante una propiedad privada, como es el caso.

El PSOE ha presentado una propuesta ante la Comisión municipal de Urbanismo en la que reclama que, a la mayor brevedad posible, se encargue a los servicios técnicos municipales un informe sobre el estado de este conjunto histórico-artístico, que incluye las antiguas estancias de las monjas de clausura, la zona que durante décadas se utilizó como colegio y la iglesia que formaba parte del convento, que linda con la emblemática Puerta de Terrer.

El conjunto suma una superficie total edificada de unos 5.000 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas. El trazado de una de sus fachadas coincide con uno de los últimos tramos de la muralla urbana que protegía al casco urbano de Calatayud.

Según ha explicado el portavoz socialista, Víctor Ruiz, el informe técnico que proponen realizar debería servir de soporte para, una vez diagnosticado el estado de deterioro del conjunto, instar a la propiedad a que actúe para garantizar la conservación de este antiguo convento, e incluso -si legalmente procediera- para que el Ayuntamiento pudiera forzar obras de urgencia o acometerlas con carácter subsidiario.

Años después de que las últimas salesas abandonaran el convento, este conjunto acabó vendiéndose a una inmobiliaria. En su momento se especuló con la posibilidad de que el antiguo cenobio fuera reconvertido en hotel, pero la iniciativa no prosperó.

La crisis inmobiliaria hizo que este conjunto acabara en manos de la caja rural aragonesa Bantierra.

Hace algo más de cinco años, el Ayuntamiento también intentó que el antiguo convento de las Salesas fuera convertido en parador de turismo. Sin embargo, la empresa estatal Paradores descartó el ofrecimiento, por entender que este conjunto no reunía los requisitos necesarios para albergar un establecimiento de las características de los que conforman esta red de alojamientos.

La concejala de Urbanismo ha explicado que «hace dos o tres años» el Ayuntamiento ya se dirigió a Bantierra para reclamarle que acometiera unas pequeñas obras de urgencia en un ventanal, debido a que presentaba un preocupante estado de conservación.

Sarrate ha argumentado que «el Ayuntamiento ha estado vigilante y lo seguirá estando» para velar por la conservación de este histórico convento. Pero ha afirmado que el Consistorio solo puede intervenir en una edificación privada si se observan deterioros que pueden suponer un riego ante la vía pública.

En cualquier caso, ha afirmado que dará instrucciones a los técnicos para que evalúen la situación y actuar en consecuencia si se determina que hay problemas de conservación.

La propuesta del PSOE, por su parte, reclama un informe técnico en profundidad que detalle el estado de conservación general del edificio, las principales patologías que sufren sus estructuras, y que determine si el inmueble presenta riesgo de ruina técnica o económica.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios