Política

Podemos, la Chunta e IU amagan con romper con el PSOE en Aragón

CHA sopesa abandonar el Gobierno regional y Podemos carga contra Lambán, que depende de ellos en las Cortes de Aragón

Lambán, conversando con diputados regionales de Podemos en presencia de Echenique
Lambán, conversando con diputados regionales de Podemos en presencia de Echenique - Fabián Simón
Roberto Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Podemos, la Chunta e IU han amagado con romper los acuerdos que mantienen con el PSOE en Aragón desde julio de 2015 -tras las elecciones municipales y autonómicas- y que le han permitido ocupar la presidencia del Gobierno regional al socialista Javier Lambán.

El activo alineamiento de Lambán con el sector crítico del PSOE que ha forzado la renuncia de Pedro Sánchez le ha valido una cascada de críticas desde los partidos que le sostienen en el Ejecutivo aragonés.

En las Cortes de Aragón el PSOE tiene 18 escaños, Podemos 14, la Chunta 2 y uno IU, mientras que el PP ostenta 21, el PAR 6 y Ciudadanos 5.

Lambán se garantizó la investidura gracias a los votos que le dieron Podemos -que le es fundamental-, la Chunta -que le permitió alcanzar la mayoría absoluta de 34 votos a favor- e IU.

El líder de Podemos en Aragón y número 3 del partido a nivel nacional, Pablo Echenique, ha cargado duramente contra Lambán por la rebelión contra Sánchez y por lo que entiende que es una estrategia para que el PSOE facilite, con su abstención, la investidura de Mariano Rajoy.

De «golpe de régimen» ha calificado Echenique la maniobra en la que ha participado Lambán con el sector crítico del PSOE. Y la Chunta ha dicho abiertamente que si el PSOE se abstiene y facilita la investidura de Rajoy se plantearán abiertamente abandonar el Gobierno aragonés -ellos entraron en coalición con Lambán, mientras que Podemos e IU prefirieron quedarse fuera, sin firmar ningún pacto de coalición-.

La Chunta habla incluso de que, si se diera ese caso, no solo se plantearían abandonar al PSOE en el Gobierno aragonés sino que podría afectar al resto de gobiernos de coalición que mantienen con el PSOE en esta región, que incluye a ayuntamientos y, por ejemplo, también a la Diputación de Zaragoza. La advertencia la ha lanzado abiertamente el dirigente de la Chunta y actual consejero de Vertebración Territorial del Gobierno aragonés, José Luis Soro.

Podemos, CHA e IU van a iniciar contactos entre sí para analizar la situación y, quizás, buscar posturas comunes ante el PSOE de Javier Lambán.

El PSOE, por su parte, pide a estos partidos de izquierdas que respeten las decisiones internas de su formación política y reclaman que no se mezcle la situación nacional con la política autonómica y local.

De momento, ni Podemos ni la Chunta, y tampoco IU, han hablado de forzar la ruptura de los gobiernos socialistas que han permitido sostener desde julio del año pasado en Aragón. Fuentes del PSOE creen que no tendría sentido que esos tres partidos de izquierdas optaran por una ruptura tan drástica, porque eso podría conducir en último término a que el PP ocupara esas instituciones. «Sería un absurdo», han remarcado las mismas fuentes socialistas consultadas por ABC.

Por otra parte, una abrupta ruptura en los acuerdos que mantienen las izquieras en Aragón podría costarle también la alcaldía de Zaragoza a la coalición ZEC (Podemos-IU), ya que Pedro Santisteve fue investido gracias a los votos de los concejales socialistas.

Esta marejada entre el PSOE y el resto de fuerzas de izquierdas en Aragón se produce menos de un mes después de que los cuatro partidos firmaran un acuerdo para reforzar sus relaciones en aras a facilitar la acción del Ejecutivo autónomo en lo que resta de legislatura. Un acuerdo con escasos compromisos concretos, pero sí con una voluntad expresa de redoblar los puentes de diálogo entre los cuatro partidos. Al mismo tiempo que se firmó este pacto, el PSOE entregó a Podemos la presidencia de las Cortes de Aragón, exigencia que habían planteado con insistencia desde el partido de Echenique.

Echenique toma la iniciativa contra Lambán

El propio Echenique ha emplazado a una reunión, para este martes, a los dirigentes de la Chunta e IU. Lo ha hecho a través de una carta en la que indica que «no sólo el hecho de que unas decenas de dirigentes puedan derribar a un secretario general elegido por la militancia nos preocupa, también el hecho de que voces relevantes del sector vencedor hayan manifestado públicamente su deseo de que gobierne el PP». Y apunta directamente contra Lambán.

En esta carta enviada a CHA e IU, Echenqiue subraya que si la crisis en el PSOE acaba en el Gobierno del PP, o en unas terceras elecciones que abriesen la «oportunidad» de dar «mayoría absoluta» al Partido Popular, las consecuencias para Aragón serían «terribles».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios