De derecha a izquierda, los aragoneses del PSA José Antonio Labordeta y Emilio Gastón, compartiendo mitin en 1977 con Enrique Tierno Galván
De derecha a izquierda, los aragoneses del PSA José Antonio Labordeta y Emilio Gastón, compartiendo mitin en 1977 con Enrique Tierno Galván
La Transición Española

Partido Socialista de Aragón: el marxismo «maño» al que fulminó el PSOE

En la corta vida de sus siglas militó José Antonio Labordeta, que años después llegó al Congreso con la Chunta

ZaragozaActualizado:

El 5 de febrero de 1976 se constituyó formalmente el Partido Socialista de Aragón (PSA), el intento de la izquierda aragonesista y de inspiración marxista por contar con un partido autóctono en la Transición. El intento se frustró con rapidez, fagocitado por el PSOE.

El PSA tuvo corta vida, aunque llegó a hacerse con representación en el Congreso en medio de aquella enorme sopa de siglas que concurrieron a las primeras elecciones democráticas de 1977, una multitud de partidos que intentaban hacerse hueco.

El Partido Socialista de Aragón contaba entre sus fundadores con el escritor y cantautor José Antonio Labordeta, quien con los años pasó a militar en las filas nacionalistas de Chunta Aragonesista (CHA), con las que obtuvo escaño en el Congreso.

Otra de las figuras destacadas del PSA fue Emilio Gastón. De hecho, fue quien encabezó la candidatura de 1977 a las Cortes Generales con la que el PSA logró escaño en el Congreso de los Diputados en aquella primera legislatura de la Transición. Gastón fue diputado durante los dos años de aquel mandato, hasta 1978, justo el año en el que el PSA entró en declive acelerado.

En las elecciones generales de 1977, el PSA concurrió bajo las siglas de Unidad Socialista, una coalición electoral que compartió con el Partido Socialista Popular (PSP) de Enrique Tierno Galván.

A los pocos meses, en el seno del Partido Socialista de Aragón empezó a cundir una crisis que acabaría condenándolo a la desaparición con rapidez. Se abrió un debate interno entre quienes propugnaban mantener la independencia del partido y quienes abogaban por fusionarlo con alguno de los dos grandes de la izquierda, con el PSOE o con el PCE, con la socialidemocracia que lideraba Felipe González o con el comunismo que encabezaba Santiago Carrillo.

El ascenso de Santiago Marraco a la secretaría general del PSA aceleró la integración de una gran parte de esta formación en las filas del PSOE. Fue en junio de 1978. Tras haber encabezado la lista del PSA al Congreso por la provincia de Huesca, Santiago Marraco fue aupado como cabeza visible del PSOE en Aragón y eso le valió convertirse en presidente de la Comunidad autónoma, cargo que ostentó entre 1983 y 1987, después de haber disfrutado de escaño en el Congreso en los cuatro años anteriores.

Una parte del PSA que no quiso integrarse en el PSOE trató de mantener vivo el Partido Socialista de Aragón. Entre los que persistieron se encontraba el propio Emilio Gastón -recientemente fallecido-. Pero el intento duró poco. Relegado a la marginalidad minoritaria, sin capacidad de competir electoralmente y sin presencia institucional, el 26 de marzo de 1983 quienes quedaban en el PSA decidieron disolver el partido.

A finales de 1987, las Cortes de Aragón eligieron a Emilio Gastón como primer Justicia de Aragón de la etapa democrática, cargo que ocupó hasta el 5 de mayo de 1993.