La antigua comisaría bilbilitana, aún en servicio, que será sustituida por la que se está construyendo
La antigua comisaría bilbilitana, aún en servicio, que será sustituida por la que se está construyendo
Política

La nueva Comisaría de Calatayud se prevé inaugurar en vísperas de las elecciones

Tras varios años de retraso, el Ministerio del Interior anuncia que prevé abrirla en el primer cuatrimestre de 2019

ZaragozaActualizado:

La nueva Comisaría de Calatayud, que acumula años de retraso en su construcción, se prevé inaugurar en vísperas de las próximas elecciones municipales y autonómicas, el año que viene. El proyecto de obras ya fue presentado en otra precampaña, la de las municipales de 2015. Fue en marzo de 2015, con presencia del entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Las obras de la nueva Comisaría de la Policía Nacional han resultado polémicas por los sonados retrasos que acumulan. Así, pese a que el proyecto de edificación fue presentado en marzo de 2015, tardaron casi un año en contratar las obras. El contrato no se firmó hasta febrero de 2016, pero quedó en nada porque las obras quedaron paralizadas nada más empezar. Se detectaron gruesas deficiencias de cálculo en el proyecto, lo que obligó a rehacerlo y a reajustar el contrato.

Las obras no se reanudaron hasta el año pasado. Es decir, que empezaron cuando ya debían haber estado terminadas si se hubieran cumplido los plazos inicialmente anunciados en el acto de presentación del proyecto, que fue presidido por el entonces ministro junto al alcalde bilbilitano -también del PP- José Manuel Aranda.

Tras esa reanudación de las obras, a mediados del año pasado se dio por hecho que la nueva sede policial estaría terminada en el verano de este 2018, dado que el plazo de ejecución era de 14 meses. Sin embargo, ahora el Ministerio del Interior estira la fecha de entrada en servicio de la nueva comisaría hasta «el primer cuatrimestre de 2019», salvo que surjan «circunstancias sobrevenidas que lo impidan». Así lo indica en una respuesta parlamentaria, a preguntas de la diputada socialista por Zaragoza Susana Sumelzo.

Insiste en que venderá la antigua sede

En esa misma respuesta escrita, el Gobierno reitera que en ningún caso entregará gratuitamente al Ayuntamiento de Calatayud la antigua comisaría -la que todavía está en uso, pero que va a ser abandonada cuando se inaugure la nueva-. Ese edificio, construido en 1972, fue levantado sobre un solar que en su momento compró el Ayuntamiento bilbilitano para entregárselo al Estado con este fin.

Ahora, el Ministerio del Interior insiste en que tiene previsto poner en venta la vieja comisaría -situada en una céntrica zona de Calatayud- para sacarle partido económico.

El Ayuntamiento aún no ha negociado

El grupo municipal del PSOE había pedido al Consistorio que presionara al Ministerio para que le entregara el edificio de forma gratuita o por un precio simbólico, teniendo en cuenta que también ahora le ha cedido a Interior la parela en la que está construyendo la nueva comisaría. El gobierno municipal del PP, por su parte, se mostró comprensivo con que el Ministerio quiera vender la vieja comisaría y, en cualquier caso, afirmó que iba a negociar su compra en las mejores condiciones posibles, con idea de aprovechar ese edificio para reconvertirlo en comisaría de la Policía Local.

Hace más de un año, en marzo de 2017, el alcalde José Manuel Aranda aseguró que tenía previsto abrir negociaciones con el Ministerio de forma inminente para abordar la compra-venta de la antigua sede policial. Sin embargo, ahora, en su respuesta parlamentaria, el Ministerio asegura que aunque el Ayuntamiento mostró interés en adquirir ese edificio, «no se tiene constancia de ninguna petición formal en tal sentido».