Cuadro de la Inmaculada, del siglo XVIII, recuperado por Aragón en el Museo de Lérida
Cuadro de la Inmaculada, del siglo XVIII, recuperado por Aragón en el Museo de Lérida
Arte

El Museo de Lérida fuerza a Aragón a ir a buscar el cuadro de Sijena que se negó a entregar

El Gobierno aragonés se ha plegado a ir a recogerlo y ya está en el histórico monasterio oscense

ZaragozaActualizado:

El cuadro del Monasterio de Sijena (Huesca) que el Museo de Lérida se ha negado a devolver durante semanas ha vuelto por fin a Aragón. Pero el Museo ilerdense, controlado por la Generalitat y participado por el Obispado de Lérida -entre otras instituciones- se ha salido parcialmente con la suya en su particular desafío contra la Justicia y contra las autoridades aragonesas: en vez de entregar el cuadro en Sijena, ha forzado a que sea la Administración aragonesa -con la aceptación del Gobierno regional- quien haya ido a buscar la pieza, recogerla y trasladarla este martes hasta el histórico monasterio oscense.

El abogado que durante años ha liderado el pleito de Sijena y ha doblegado finalmente a la Administración catalana en este caso, Jorge Español, considera que debía haber sido el Museo ilerdense el encargado de entregar el cuadro en Villanueva de Sijena. Era la parte que estaba obligada a cumplir con una entrega a la que no solo se resistió en contra de lo exigido por los juzgados, sino también la queha hecho ostentación de que no iba a devolverlo voluntariamente. De hecho, así se lo dijo -hace escasos días- al juzgado número 1 de Huesca, el mismo que ha tenido que insistir reiteradamente para que Aragón recupere este cuadro del siglo XVIII.

Ante la reiterada negativa del Museo de Lérida, el juzgado dictó una orden al ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, en su calidad de consejero de la Generalitat por aplicación del artículo 155 de la Constitución. El juzgado le dio dos días de plazo para disponer la devolución del cuadro. Tras recibir la notificación judicial, Méndez de Vigo cursó instrucciones en este sentido, que en la práctica han cuajado, pese al empeño del Museo de Lérida de marcar las condiciones de esa entrega.

Ante el riesgo de incurrir en delito de desacato, la instrucción del ministro ha sido cursada y cumplida por el Departamento de Cultura de la Generalitat y por la dirección del Museo de Lérida. Pero manteniendo el órdago en las formas: consienten que Aragón acuda a recoger el cuadro, pero no a enviárselo a Sijena. Y así ha sido.

Este martes, la Consejería de Cultura del Gobierno aragonés envió a recoger el cuadro, la pieza del siglo XVIII que estuvo «extraviada» durante horas el día 11 de diciembre, fecha en la que -con auxilio de la Guardia Civil- se tomaron y trasladaron al Monasterio de Sijena las decenas de obras de arte de ese cenobio que fueron compradas ilegalmente por la Generalitat entre 1983 y 1994. Debían volver 44 piezas desde el Museo de Lérida, pero el cuadro de la Inmaculada no apareció. Días después fue localizado en Lérida, pero el Museo ilerdense ha forzado a la Justicia a tener que intervenir de nuevo para que sea recuperado por Aragón.