Política

Más de 300 militantes del PSOE aragonés se atrincheran contra Lambán y la gestora

Carmen Dueso, exedil de Belloch y excluida de las listas electorales en 2015, lidera el movimiento de los díscolos

Carmen Dueso, durante el cónclave de los díscolos con Lambán y con la gestora federal del PSOE
Carmen Dueso, durante el cónclave de los díscolos con Lambán y con la gestora federal del PSOE
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Un total de 350 militantes del PSOE aragonés firmaron este miércoles un manifiesto que censura la abstención a la investidura de Rajoy marcada por la gestora federal socialista y reclama la «inmediata» convocatoria de unas primarias para elegir a un nuevo secretario general y una nueva cúpula del partido a nivel nacional.

El manifiesto fue aprobado durante una reunión celebrada en la sede del PSOE aragonés este miércoles por la noche. Al frente de la reunión estuvo la socialista Carmen Dueso, exconcejal de Zaragoza durante la etapa en la que fue alcalde Juan Alberto Belloch. -que hace más de un año se retiró de la política y se reincorporó como magistrado a la Audiencia de Zaragoza-. El año pasado, Dueso fue apartada de las listas electorales tanto para el Ayuntamiento de Zaragoza como para las Cortes de Aragón, lo que le impidió repetir como cargo público.

En la reunión de ayer también estuvo presente, entre otros, el exalcalde de Calatayud y responsable del PSOE en esta ciudad -la cuarta de Aragón, tras las tres capitales de provincia-, Víctor Ruiz.

El cónclave de estos díscolos con la gestora del PSOE supone también un pulso directo contra el líder regional de los socialistas y actual presidente de Aragón, Javier Lambán, uno de los «barones» del partido que más activamente participó en la operación para relevar a Pedro Sánchez al frente del PSOE y para propiciar la abstención en la investidura de Rajoy.

En el manifiesto aprobado por estos críticos del PSOE aragonés se hace constar el «profundo malestar por la decisión del Comité Federal de abstenerse en la sesión de investidura del PP». Afirman que esa decisión «nos arranca de nuestro espacio político natural» y «nos sitúa en el grave riesgo de aparecer como desacreditados cómplices ante los trabajadores».

En el mismo texto, firmado por esos 350 militantes socialistas, afirman que la estrategia que ha marcado la gestora del PSOE «nos aleja por tiempo indefinido de ser la alternativa y esperanza de millones de hombres y mujeres que necesitan una referencia de izquierdas».

Asimismo, aseguran que «entra en contradicción con la posición política e histórica de nuestro partido, y vulnera las promesas y compromisos electorales de nuestra organización», lo que supone una «quiebra de nuestra credibilidad».

El manifiesto reclama que se «convoque de manera inmediata el proceso de elección de una nueva dirección federal» mediante primarias. Y concluye reclamando a las direcciones locales, autonómicas y federal del PSOE que «hagan el mayor esfuerzo posible en recomponer nuestras alianzas con el resto de las fuerzas de ixquierdas, como única forma de hacer posible, en la actualidad, que el PP no gobierne en estos ámbitos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios