Sucesos

La mala combustión de su brasero mata a un hombre de 49 años en Zaragoza

Este martes se le ha practicado la autopsia, aunque todo apunta a que murió por inhalación de monóxido de carbono

Tramo de la zaragozana calle río Cinca en la que vivía la víctima
Tramo de la zaragozana calle río Cinca en la que vivía la víctima
R. P. Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

La mala combustión del brasero con el que se calentaba en su piso de alquiler ha matado en Zaragoza a un hombre de 49 años. Ha ocurrido en una vivienda del zaragozano barrio de La Almozara.

Fue un amigo suyo quien dio la voz de alarma, después de que el hombre no hubiera acudido a la cita que tenían para comer juntos y al no contestar a sus llamadas telefónicas ni al timbre de la puerta de su casa.

Tras acceder a la vivienda -situada en la calle Río Cinca-, los bomberos detectaron inmediatamente que había una alta concentración de monóxido de carbono. Hasta el lugar acudieron también servicios sanitarios de emergencias y agentes policiales.

El cadáver del hombre, Salvador Zepeda, fue hallado en el salón del piso. Estaba sentado en el sofá, cerca del brasero y con la televisión encendida.

Aunque este miércoles se le ha practicado la autopsia -siguiendo el protocolo habitual- todo apunta a que murió por un fallo en la combustión del brasero, que desprendió monóxido de carbono que se fue acumulando letalmente en la casa. El cadáver fue hallado con una coloración de la piel propia de las asfixias por inhalación de gas, y restos de vómito que también son reacciones propias de este tipo de intoxicaciones.

El monóxido de carbono pasa desapercibido y provoca un adormecimiento mortal de la víctima.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios