El presidente de Aragón, Javier Lambán, durante una reunión con representantes de asocaiciones de memoria histórica
El presidente de Aragón, Javier Lambán, durante una reunión con representantes de asocaiciones de memoria histórica - Efe
Política

Lambán elige el día del alzamiento franquista para aprobar la ley aragonesa de memoria histórica

Pretende aprobar el proyecto de ley el 18 de julio, fecha que el Ejecutivo PSOE-Chunta considera «simbólica» al efecto

ZaragozaActualizado:

El Gobierno aragonés ha elegido el día del alzamiento franquista, el 18 de julio, para aprobar su particular ley de la memoria histórica. El Ejecutivo PSOE-Chunta que preside el socialista Javier lambán considera que el 18 de julio es una «oportuna» fecha, por «simbólica», para dar luz verde a este nuevo proyecto de ley y remitirlo a las Cortes regionales para su aprobación definitiva.

El proyecto de Ley aragonesa de memoria histórica lleva meses en preparación en el seno del Gobierno regional. El texto se sometió a la consideración de los colectivos y particulares, un proceso de participación ciudadana en el que ha recibido alrededor de 600 enmiendas. El 68% de ellas han sido aceptadas en su integridad e incorporadas al proyecto de ley, un 10% han sido aprobadas parcialmente y el resto, un 22%, han sido rechazadas.

El siguiente paso, una vez culminado el proceso de exposición pública, es someter el texto a la aprobación del Consejo de Gobierno del Ejecutivo autónomo, el paso neceasrio para remitirlo a las Cortes de Aragón. Esa aprobación en Consejo de Gobierno es la que el Ejecutivo regional quiere llevar a cabo el 18 de julio, la fecha en la que durante el franquismo se festejaba el «Alzamiento Nacional».

Esta futura ley establece reconocimientos de derechos a víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura, eliminación de símbolos del franquismo, saciones para quien incumpla esto último, y reforzar las subvenciones e inversiones públicas encaminadas a acciones tales como la elaboración de un «mapa de fosas», un censo de víctimas, rutas escolares por escenarios de la Guerra Civil y del franquismo, análisis de ADN y exhumación de cadáveres.

Como desveló ABC, el Gobierno aragonés prevé que el desarrollo práctico de esta nueva ley conlleve un coste de casi un millón de euros al año.

El proyecto de ley queda compuesto por cinco títulos: Preliminar, De las Víctimas y su reparación y reconocimiento, De las manifestaciones de la memoria Democrática, La gestión administrativa de la Memoria Democrática, Régimen Sancionador, Adiconales y finales. Estará compuesta por un total de 47 artículos.