Crisis en el PSOE

Lambán cree que Sánchez tenía un pacto oculto con los independentistas

Afirma que el Comité Federal del PSOE -y no la militancia- es el que debe decidir ahora una posible abstención a Rajoy

Javier Lambán, presidente de Aragón y líder regional del PSOE
Javier Lambán, presidente de Aragón y líder regional del PSOE - Fabián Simón
Roberto Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

El líder del PSOE aragonés y presidente del Gobierno regional, Javier Lambán, está convencido de que Pedro Sánchez tenía un pacto oculto con Podemos y los independentistas para convertirse en presidente de España y cerrar el paso a Rajoy.

Lambán ha desvelado este lunes que es una sospecha que cunde en sectores del partido -y que él comparte-, que a su vez formaba parte de la maniobra preparada por Pedro Sánchez para perpetuarse al frente del PSOE en contra de los criterios marcados por la mayoría de la cúpula del partido.

El líder del PSOE aragonés ha acusado a Pedro Sánchez de haber «roto unilateralmente» la «hoja de ruta» que el Comité Federal del partido le indicó -y Sánchez asumió- tras las elecciones del 20 de diciembre: no convocar un congreso del PSOE hasta que se hubiera conseguido formar un gobierno en España; «primero solucionar la gobernabilidad del país y luego abordar las cuestiones internas, la crisis del proyecto político del partido».

Lambán está convencido de que Sánchez pretendía convocar un congreso extraordinario «de manera antiestatutaria» y «con el propósito aparente de consolidar su liderazgo» y con la intención oculta de que ese «congreso exprés» se hiciera sin posibilidad de que se armara una candidatura alternativa contra él. A juicio de Lambán, de esta forma Sánchez pretendía tener una «carta blanca» para poner en marcha su plan oculto: ejecutar un pacto que ya había alcanzado, y no desvelado, con Podemos y con los independentistas.

Javier Lambán ha recordado que eso era una maniobra desleal de Pedro Sánchez, porque tras las elecciones de diciembre el Comité Federal del PSOE le había prohibido expresamente trabar acuerdos de investidura con los independentistas, «cuya agenda política fundamental es la desconexión de España».

El «espectáculo lamentable» del «aquelarre»

El lider del PSOE aragonés, uno de los «barones» socialistas que participó activamente en la operación para desbancar a Sánchez de la secretaría general del partido, considera que por todo ello se hacía necesario un cambio de rumbo en la cúpula de su formación, más aún teniendo en cuenta -ha dicho- la debacle de las elecciones vascas y gallegas.

Pese a ello, y a considerar necesaria la operación que ha forzado la dimisión de Sánchez, Lambán ha pedido «perdón» por el «aquelarre» y «espectáculo lamentable» del Comité Federal del PSOE que tuvo lugar el pasado sábado.

La incógnita de la abstención a Rajoy

Respecto a qué hacer a partir de ahora ante la investidura de Rajoy, el líder del PSOE aragonés no ha desvelado cuál será la postura que adopte finalmente su partido. Ni siquiera ha aclarado cuál es la que él defenderá. En principio -ha dicho- él se mantiene todavía en el «no a Rajoy». Pero ha afirmado que hay que evaluar todas las opciones posibles, entre las que está también la abstención del PSOE para facilitar la formación de un gobierno del PP.

En lo que ha sido nítido es en afirmar que la decisión al respecto la debe adoptar el Comité Federal -ni la gestora ni la militancia en una consulta electoral interna-.

Pide «respeto» a Podemos

Lambán no cree que Podemos, la Chunta e IU acaben por retirarle el apoyo que le prestaron para su investidura. Todo ello después de que las tres fuerzas hayan amagado con romper sus acuerdos con el PSOE aragonés, un movimiento en el que el líder regional de Podemos, Pablo Echenique, ha pasado a tomar la inciativa al convocar a una reunión a la Chunta y a IU.

Javier Lambán considera una «incoherencia» que Podemos pueda estar dispuesta a tumbar gobiernos autonómicos de izquierdas con la excusa de que el PSOE no ha formado «un gobierno de izquierdas para España que es imposible» por el reparto de fuerzas que se da en las Cortes Generales.

De paso, el líder del PSOE aragonés ha cargado contra Podemos, al que ha acusado de cultivar «un debate tramposo y reduccionista» para erosionar al Partido Socialista. Y ha pedido a los de Echenique que «respete a los partidos políticos en sus crisis internas. Yo podría ponerme las botas con las controversias internas de Podemos, y no lo hago».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios