Salas de la Ciudad de la Justicia de Zaragoza. El titular del juzgado número 13 ha archivado el caso por el incendio en el que murió un menor
Salas de la Ciudad de la Justicia de Zaragoza. El titular del juzgado número 13 ha archivado el caso por el incendio en el que murió un menor - Fabián Simón
Tribunales

El juez archiva el caso del menor muerto en un incendio en Zaragoza y exonera a la madre

Considera que no hay pruebas que permitan imputar a la madre un homicidio imprudente

ZaragozaActualizado:

El titular del juzgado número 12 de Zaragoza, Alfonso Tello, ha archivado el caso abierto por la muerte de un menor discapacitado, que pereció al incendiarse el piso en el que convivía con su madre. Los hechos ocurrieron el pasado 29 de julio, cuando el niño estaba solo en casa.

Según ha desvelado El Periódico de Aragón, el juez considera que, pese a la extensa investigación policial llevada a cabo, no hay pruebas que permitan imputar a la madre un delito de imprudencia mortal (homicidio imprudente), como sin embargo sí sostenía la Policía en sus diligencias.

La madre, Irina N., de 32 años, que vivía sola con su hijo, había salido un momento a la calle a hacer la compra. En ese intervalo, la vivienda se incendió y el niño, aquejado de una gravísima invalidez por parálisis cerebral de nacimiento, murió en el interior del piso.

Los vecinos destacaron la dedicación con la que la madre se volcaba en el cuidado de su hijo discapacitado. La mujer, sin embargo, acabó imputada por la Policía por presunto homicidio imprudente. Pero el juez ha considerado que no ha lugar dicha acusación y que, por tanto, la causa debe quedar archivada y la mujer exonerada de cualquier responsabilidad penal por lo sucedido.

Según las indagaciones, el fuego comenzó espontáneamente en la cocina de la vivienda. Al parecer, por una combustión accidental originada en la placa vitrocerámica, supuestamente al entrar en contacto un trapo con un fuego activo de dicha placa.