Tribunales

Una juez amenaza a la Generalitat con acciones penales por desacato y apropiación

Ha apercibido al consejero catalán de Cultura y al director del Museo de Arte de Cataluña (MNAC) por retener ilegalmente 55 obras de arte aragonesas

El presidente catalán, Carles Puigdemont, junto a su consejero de Cultura, Santi Vila
El presidente catalán, Carles Puigdemont, junto a su consejero de Cultura, Santi Vila
Roberto Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

La titular del juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca, María del Carmen Aznar, ha amenazado con acciones penales al consejero de Cultura de la Generalitat, Santi Vila, por el prolongado desacatoen el que está instalado el Gobierno catalán y su Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) desde hace meses. Pese a existir una orden firme para devolver a Aragón 97 obras de arte, solo han entregado 42.

El 25 de julio se cumplió el ultimátum dado por la Justicia para que la Generalitat devolviera esas 97 piezas, pertenecientes al conocido como «tesoro artístico» del Monasterio de Sijena (Huesca). En abril de 2015, una sentencia judicial declaró ilegal la adquisiciónde esas piezas que hizo la Generalitat hace décadas. Aunque aquella sentencia está recurrida, el juzgado número 1 de Huesca aceptó la petición planteada por la parte aragonesa y ordenó la ejecución provisional del fallo. Es decir, que mientras se resuelven los recursos en instancias judiciales superiores, esas piezas debían regresar al Monasterio de Sijena.

La Generalitat desplegó una estrategia dilatoria para esquivar esa devolución. Finalmente, el juzgado dio un ultimátum y estableció que, como máximo, esas 97 obras de arte debían estar de nuevo en Aragón el 25 de julio.

Cuando llegó esa fecha, la Generalitat envió solo una parte de las piezas, menos de la mitad. A Villanueva de Sijena regresaron 42 obras de arte de las 97 que debían ser entregadas por las autoridades catalanas.

Esa colección estaba repartida entre el MNAC y el Museo de Lérida. La parte que se devolvió era la que estaba depositada en el MNAC, y ni siquiera al completo, porque no han aparecido dos de las 44 obras que estaban despositadas en este museo. Tampoco han sido devueltas las 53 que están en el Museo de Lérida.

El desacato en el que se han instalado las autoridades catalanas ha ido acompañado de un nuevo intento por dilatar el cumplimiento de las órdenes judiciales de devolución. Ahora, el juzgado número 1 de Huesca ha desestimado los recursos presentados desde Cataluña contra la orden de devolución del «tesoro de Sijena». Lo ha hecho con un nuevo auto en el que, de paso, advierte al consejero catalán de Cultura, Santi Vila, y al director del MNAC, Josep Serra, de las responsabilidades penales a las que se exponen si, de inmediato, no proceden a devolver las 55 obras de arte que aún no han entregado a Aragón.

En su auto, que se ha dado a conocer este martes, la juez advierte específicamente a Vila y Serra de «las consecuencias legales en las que pudieran incurrir, como la imposición de multas coercitivas, sin perjuicio de las responsabilidades penales que hubiere lugar».

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena ya advirtió hace meses que el desacato de las autoridades catalanas debería conducir a la apertura de acciones penales, por los delitos de desobediencia a la autoridad judicial y por apropiación indebida.

Tras conocerse este nuevo auto, el abogado de este ayuntamiento oscense, Jorge Español, considera que debería intervenir la Fiscalía para depurar responsabilidades penales si, de forma inminente, las autoridades catalanas no devuelven esas 55 obras de arte. Jorge Español considera que «sería lo procedente», dada la persistente desobediencia de la que ha hecho gala la Generalitat en este asunto.

Este letrado ha recordado que, desde hace más de un año, la Generalitat ha acumulado en este procedimiento tres incumplimientos a otras tantas órdenes judiciales. La primera de ella, la que el juzgado dictó en septiembre de 2015 ordenándole a devolver el «tesoro artístico de Sijena». La segunda, la que ordenó a la Generalitat que comunicara al juzgado el plan de traslado de esas obras de arte antes del 21 de julio pasado; y, la tercera, el ultimátum que fijó el juzgado para que todas las piezas fueran entregada a Aragón, como máximo, el 25 de julio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios