Política

El Gobierno de Aragón dejará este año otro agujero de más de 300 millones de euros

El Ejecutivo PSOE-CHA da por seguro que incumplirá ampliamente el techo de déficit, al menos en un 29%

Fernando Gimeno (PSOE), consejero aragonés de Hacienda
Fernando Gimeno (PSOE), consejero aragonés de Hacienda - Fabián Simón
Roberto Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Ni la controvertida subida de la presión fiscal -con el aumento de los tipos en varios impuestos y la creación de otros nuevos- ni el relanzamiento de la economía -que facilita el relanzamiento de los ingresos públicos- van a permitirle a Aragón volver a la senda del cumplimiento del déficit este año. Será, por tanto, el cuarto consecutivo en el que esta Comunidad figurará en la lista roja de autonomías con cuentas desbocadas, por encima del tope de números rojos que les tiene permitido el Estado.

El Gobierno que preside el socialista Javier Lambán da por seguro que va a incumplir el déficit. El tope para las autonomías, este año, está fijado en el 0,7% del PIB. Es decir, como mucho Aragón podría cerrar el año con un agujero de 243 millones de euros. Sin embargo, el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, calcula que se situará en, al menos, 313 millones de euros -el 0,9% del PIB-.

De confirmarse este dato, supondrá que Aragón habrá excedido en 70 millones de euros el déficit máximo que tiene permitido: un 29% por encima del tope que ha marcado el Estado a las autonomías. Y esto en el mejor de los casos, porque las previsiones del Gobierno aragonés son puestas en entredicho, de forma generalizada, por los grupos de la oposición.

Ni el PP ni el PAR ni Ciudadanos se creen las previsiones que acaba de lanzar el consejero de Hacienda. Le ven demasiado optimista, le reprochan que haya pinchado en sus previsiones y lamentan que la vuelta de tuerca dada a los bolsillos de ciudadanos y empresas -por la vía de la subida de impuestos- no haya servido para que el Gobierno regional, al menos, entrara en la senda de un mayor saneamiento económico y del cumplimiento del techo de déficit.

Esos 313 millones de euros de agujero que el Ejecutivo aragonés da por hecho que va a generar este año los ponen en cuarentena los grupos de la oposición. Creen que hay motivos suficientes para temer que el agujero será mayor. Recuerdan lo ocurrido el año pasado: el consejero de Hacienda vaticinó, a mediados de año, que Aragón iba a cerrar el ejercicio con un déficit de 500 millones de euros; al final, fueron 721 millones, un 2,13% del PIB regional.

El incumplimiento sistemático del déficit en el que se ha instalado Aragón desde el año 2012 -primero bajo gobierno del PP y ahora de la coalición PSOE-CHA, apoyada por Podemos e IU desde el Parlamento- está contribuyendo a la escalada de la deuda -supera ya los 7.400 millones de euros- y ha puesto a esta Comunidad en el punto de mira de las autoridades fiscales. Este año, el Ministerio de Hacienda decidió intervenir sus cuentas por la reiterada combinación de incumplimiento del déficit y de retraso en el plazo máximo de pago a los proveedores.

En el quinquenio 2011-2015, el Gobierno de Aragón acumuló unos números rojos de 3.385 millones de euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios