Los concentrados bloquearon la cárcel de acceso a la prisión de Daroca
Los concentrados bloquearon la cárcel de acceso a la prisión de Daroca
Laboral

Funcionarios de prisiones y antidisturbios se enzarzan en una protesta sindical

Los hechos se han producido en la carretera de acceso a la cárcel de Daroca (Zaragoza)

Actualizado:

Un grupo de antidisturbios de la Guardia Civil y de funcionarios de prisiones se enzarzaron este lunes en las inmediaciones de la cárcel de Daroca (Zaragoza), durante una protesta sindical.

Al igual que en otros puntos de España, varias decenas de funcionarios de la cárcel de Daroca se concentraron en una protesta convocada por los sindicatos de Instituciones Penitenciarias para solicitar la equiparación salarial con los funcionarios de las cárceles vascas, que cobran sustancialmente más que los del Estado.

En la concentración de protesta de Daroca participaron unos 80 funcionarios de prisiones. Aunque la movilización cumplió con los requisitos administrativos y fue comunicada a la Delegación del Gobieron en tiempo y forma, el desarrollo de la misma derivó en un altercado entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad.

Los sindicatos convocantes -Acaip, CC.OO., UGT y USO- criticaron que los agentes antidisturbios cargaran contra los concentrados. Sin embargo, desde la Guardia Civil han defendido la actuación de los agentes y, a través de un comunicado, han subrayado que utilizaron la «mínima fuerza imprescindible» para mantener el orden público.

Según el comunicado de la Guardia Civil, los manifestantes cortaron la carretera de acceso al centro penitenciario, lo que obligó a que varios guardias civiles que tenían que incorporarse al trabajo no pudieran llegar con sus vehículos. Al estar bloqueada la carretera, optaron por apearse y acudir andando hasta las puertas de la prisión.

Las mismas fuentes han asegurado que los concentrados persistieron en su actitud, pese a que los antidisturbios desplegados les instaron a que despejaran la carretera. Al final, los agentes del Núcleo de Reserva de la Comandancia de Zaragoza que habían sido enviados para preservar la seguridad optaron por intervenir frente a los manifestantes. Fueron desalojados de la carretera uno a uno, según el comunicado de la Guardia Civil.