Terrorismo

La Fiscalía pide reabrir el caso por el asesinato de Giménez Abad, ocurrido hace 15 años

Quiere someter a una rueda de reconocimiento al etarra «Ata», que cumple dos cadenas perpetuas en Francia

Imagen de mayo de 2001 del lugar en el que fue abatido por dos etarras el dirigente aragonés del PP
Imagen de mayo de 2001 del lugar en el que fue abatido por dos etarras el dirigente aragonés del PP - Efe
Efe Madrid - Actualizado: Guardado en: Aragón

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido al juez Santiago Pedraz que reabra la causa en la que se investiga el asesinato en 2001 del senador del PP Manuel Giménez Abad para poder interrogar al exdirigente etarra Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, «Ata», y someterle a una rueda de reconocimiento.

Giménez Abad, que era presidente del PP de Aragón, fue asesinado por dos miembros de ETA en Zaragoza el 6 de mayo de 2001, cuando paseaba con su hijo Borja, que entonces tenía 16 años, en dirección al campo de fútbol de La Romareda para ver un partido del Real Zaragoza. Este crimen es uno de los atentados de ETA que han quedado impunes, ya que no ha llegado a existir juicios ni ningún imputado concreto por el asesinato.

En su escrito a Pedraz, la fiscal Ángela Gómez-Rodulfo critica que se haya decretado el cierre de esta causa amparado en la negativa a declararla compleja, y al haber transcurrido el plazo máximo de 6 meses para la instrucción de causas ordinarias, sin esperar a la práctica de las citadas diligencias, acordadas por su juzgado en agosto de 2015.

Para la Fiscalía, que ha anunciado a Efe que recurrirá ante la Sala si Pedraz se niega a reabrir el sumario, «el no declarar compleja la instrucción de una causa no trae consigo (...) la consecuencia automática de la conclusión de la misma», pese a la falta de respuesta de Francia a la reclamación de entrega por estos hechos de «Ata», que cumple dos cadenas perpetuas en el país galo.

A su juicio, antes de decretar la conclusión de este sumario, el juez debía haber tratado de practicar «las diligencias de investigación acordadas antes del transcurso de los plazos legales», y que fueron instadas desde la Fiscalía después de que un hijo de la víctima, que le acompañaba cuando se produjo el asesinato, identificara a «Ata» como su asesino.

La batería de diligencias, solicitadas por la Fiscalía, fue acordada no obstante por el juez Ismael Moreno en sustitución de Pedraz, que se encontraba esos días de vacaciones.

Moreno emitió una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) para que las autoridades francesas trasladasen temporalmente al etarra con el objetivo de tomarle declaración por estos hechos y practicar una rueda de reconocimiento por parte del testigo presencial de los hechos e hijo del asesinado, Borja.

«Ninguna de estas diligencias se ha practicado aún pese a haberlo ordenado así el Instructor, y no por causa imputable a las partes del procedimiento sino por encontrase pendiente la entrega de Mikel Kabitoitz Carrera Sarobe por parte de las autoridades francesas una vez librada la correspondiente OEDE, en Agosto de 2015, sin que haya sido aún resuelta», lamenta la fiscal.

Una vez se haya conseguido la entrega reclamada, «si los indicios resultaran claramente incriminatorios», la fiscal interesa el procesamiento de Carrera Sarobe, «y, esta vez sí, el dictado del auto de conclusión del sumario».

«Ata» fue entregado este verano para ser únicamente juzgado por ordenar al comando Otazua el atentado con furgoneta bomba contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos en 2009, que causó 160 heridos, hechos por los que finalmente resultó absuelto al no quedar acreditado que partiera de él la iniciativa a cometer esa acción.

Existen elementos, además del reconocimiento por el hijo de la víctima, que permiten pensar que el autor del crimen podría ser Carrera Sarobe, que en el momento del asesinato era un liberado de la banda y se sabe que estaba en España.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios